Ocupas de La Movediza apoyarán con un censo el pedido para que les adjudiquen las casas

Un centenar de vecinos marchó ayer para pedir la cesión de las viviendas y repudiar un posible desalojo. Desde la Comisión de Toma y Posesión cuestionaron al intendente Miguel Lunghi "por defender a la patria terrateniente", romper con los K y provocar el parate de la obra.
El grupo de más de cien familias que tomó viviendas del Plan Federal, en el barrio de La Movediza, fundamentará con un censo el pedido para que les adjudiquen las casas.

Los vecinos, acompañados por la agrupación Flor de Murga, marcharon ayer por la zona para pedir la cesión de las construcciones y lotes, y en repudio a un posible desalojo.

Gustavo Bravo y Fernando Membrilla, referentes de las familias en conflicto, insistieron en que llevan adelante una "lucha" y van "por la adjudicación para aquellos que no tienen un techo".

"Esperamos que el Intendente y su Gabinete hayan reflexionado sobre este pedido de la gente y se hagan eco, para que a partir de hoy empiecen a hablar de adjudicación y no de desalojo", señaló Bravo.

Los voceros indicaron que en las últimas horas no hubo contactos con la gestión de Miguel Lunghi y esperan que "abran las puertas del Municipio para entablar un diálogo".

"Dicen que van a venir con todo el peso de la ley para que se ejecute este Plan Federal. Esperemos que sea a favor de las 106 familias que tomamos las viviendas y lotes, porque algunos tienen sus materiales para levantar, aunque sea, sus casas de plancha", explicó Bravo.

Por otra parte, Membrilla indicó que "las causas abiertas avanzan" y, por recomendación del abogado que los asesora, firmaron las notificaciones judiciales, mostraron predisposición y no adoptaron "una actitud rebelde".

"Igualmente, apelamos a la solidaridad del Intendente y su gente, para que las causas vuelvan a atrás", añadió.

Bravo también se refirió a "las declaraciones que hizo en su momento el concejal (Néstor) Auza" y dijo que "fueron a título personal".

"Nosotros no tuvimos un contacto con él. Pero si puede hacer gestiones que favorezcan, serán bienvenidas", aceptó.

En el final, informaron que el sábado realizarán un censo avalado por trabajadores sociales, para fundamentar la toma con las condiciones socioeconómicas y la constitución de cada una de las 106 familias.

Críticas por

enfrentar a los K

Desde la Comisión de Toma y Posesión, en paralelo a la marcha, deslizaron que "el intendente Miguel Lunghi estaría organizando alejarse de la función pública por un lapso, argumentando que necesitaría tomarse vacaciones".

"No puede hacer una cosa así en este difícil momento por el que atravesamos los vecinos de La Movediza. Creemos que es una excusa barata de su grupo de correligionarios para sacarlo de la escena política y preservar su persona, sin importarle las cientos de familias tandilenses que estamos sumergidas en el abandono y la falta de solidaridad que su Gobierno esgrime", sentenciaron.

A través de un comunicado, las familias pidieron que "se quede a solucionar los problemas de la ciudad, porque para eso le pagamos un abultado salario, para que solucione problemas y gobierne, no para que se vaya de vacaciones en el momento más difícil, con realidades muy delicadas, como la situación habitacional y la inseguridad, temas a los cuales su gestión todavía, en 6 años de gobierno, no ha sabido dar respuesta".

"Queremos decir nuevamente que demandamos se ponga al frente de las problemáticas de una vez por todas y deje de tirar la pelota para arriba. Usted es quien debe gobernar. El apoyo del 44 por ciento que recibió en la última elección fue para que trabaje, gestione y solucione problemas", afirmaron.

Y, en igual tinte, aprovecharon para cuestionarle a Lunghi que haya roto relaciones con el kirchnerismo, lo que provocó el cese de las obras del Plan Federal. "No le pagamos para que se vaya de vacaciones y nos rife a la suerte como sociedad, con el sólo capricho de defender a la patria terrateniente, rompiendo las relaciones con el Gobierno central, o intente mostrar un solo Tandil que va desde el centro hacia el sur, el Tandil turístico y soñado de unos pocos, dejándonos olvidados y escondidos a los más vulnerables detrás de La Movediza y la Ruta 226", cerraron. *

Comentá la nota