La ocupación en las vacaciones de invierno sería de sólo el 35%

Empleados de las termas de Concordia tomaron ayer el complejo para que se les garantice el pago de sus sueldos.
Por la situación planteada ante la pandemia de gripe A, desde la subsecretaría de Turismo de la Provincia estiman que la ocupación en la próximas vacaciones de invierno rondará en el 35%. Desde las distintas localidades turísticas también destacaron su preocupación por las malas perspectivas económicas para los próximos días; ante el cierre de la mayoría de los atractivos turísticos.

Cabe destacar que las vacaciones deberían comenzar aquí en Entre Ríos la semana próxima y en Buenos Aires la siguiente.

En diálogo con UNO, Adrián Stur, subsecretario de Turismo de la Provincia, indicó que "con el Comité de Crisis de Turismo trabajamos permanentemente con evaluaciones de cómo evoluciona el sector frente a la imposibilidad de desarrollar un montón de actividades, como es el caso de las termas y la realidad es que esto impactará muy fuerte en el movimiento comercial", explicó el funcionario para luego considerar: "En este contexto, nuestras proyecciones son que la actividad se movilizará en alrededor del 35% en la provincia, aunque es un número tentativo porque nos encontramos ante una situación imprevista y excepcional".

Coincidentemente con las declaraciones del funcionario provincial, desde el área de Prensa de Valle María sostuvieron, en principio, que adoptaron medidas con idéntico criterio a las medidas dispuestas por la Provincia. "Se dictó un decreto municipal por el cual se suspenden, entre otras actividades el acto del 9 de Julio y las actividades en el marco de los 131 años de la fundación de las aldeas alemanas", explicó un trabajador del área.

Comentó que también se suspendieron las habilitaciones para la realización de espectáculos que concentren personas, en tanto que los privados que cuentan con salones en alquiler no los están cediendo por estos días.

"Valle María, como zona de pesca y de descanso, es una muy buena alternativa para los fines de semana largos y las vacaciones de invierno. Si bien continúan llegando hasta aquí turistas sabemos que las cifras de visitantes no serán las mismas que períodos anteriores; la gente está muy asustada y sólo sale de sus casas por necesidad", señaló el consultado.

En tanto Hugo Guisolfi, director de Turismo de la Municipalidad de Colón y secretario de la Cámara de Comunidades Termales, comentó a UNO que en base al decreto de la Provincia, hubo en la microrregión del Departamento Colón un decreto a nivel municipal.

"Los complejos termales de Villa Elisa, San José y Colón están cerrados temporalmente. Se determinó cerrar también los boliches, salas de videojuegos, clubes y en el caso de los restaurantes trabajan al 50%", señaló el funcionario de Colón.

Destacó: "El fin de semana tuvimos bastante gente, pero se cayeron muchas reservas para las vacaciones de invierno".

En cuanto a un pronóstico para los próximos días, Guisolfi estimó que el trabajo y el nivel de ocupación serán mínimos y apeló a que "se corte la línea de crecimiento de la enfermedad".

También hizo referencia a estos últimos años en materia turística, y señaló que por un lado la provincia creció enormemente como propuesta turística, pero tanto a los privados como a los municipios, cuyos mayores ingresos provienen del turismo, determinadas situaciones los mantienen "en vilo". "Siempre hay algún motivo, si no es creciente de río son los cortes de ruta, fue el dengue en su momento y ahora la gripe, que realmente es preocupante", especificó.

Por su parte Yanina, desde el área de Turismo de Gualeguaychú explicó que si bien está todo suspendido en la ciudad y hasta los restaurantes abren con capacidad mínima, la veda se extiende hasta el 12 de julio; "y después habrá que hacer una nueva reunión para decidir si se continúa con las medidas o no. Por el momento no se dan habilitaciones para ningún tipo de espectáculos y hasta el municipio trabaja con guardias mínimas", especificó la empleada, y aclaró que "se espera que la situación mejore antes del 13 de julio, para poder tener unas vacaciones de julio con los mismos niveles de ocupación que años anteriores", dijo.

Toma de las termas de Concordia. Unos 50 trabajadores de Vertientes de la Concordia protestaron hasta el mediodía de ayer frente al portal de ingreso al complejo termal de Concordia.

Los trabajadores se concentraron en la playa de estacionamiento del complejo para hacer sonar cacerolas, quemar neumáticos y mostrar carteles donde aseguraban: "Las termas son más seguras que los lugares cerrados", y pedían: "Igualdad de Trabajo", ya que entienden que la misma firmeza no se tiene con otros lugares donde se concentra público.

Cerca de las 10 recibieron la visita del secretario general del gremio de los Gastronómicos, Ramón Luna, quien para sorpresa de todos los trabajadores les reconoció que el domingo no fue a la primera asamblea "porque estaba mirando el partido" en un café del centro.

Pablo Danusso, uno de los voceros de los trabajadores, sintetizó que los trabajadores del complejo "queremos que se revea el decreto" que adhiere la emergencia sanitaria en la provincia.

En ese sentido pidió: "Que se retorne a la situación anterior, donde se nos habilitaba a trabajar con el 50% de ingreso de gente y con las medidas higiénicas correspondientes en este caso", dijo a Río Uruguay.

"Porque con la suspensión total de las piletas no tenemos garantías de cómo cobraremos nuestro sueldo, ya que el concesionario (Edgardo Fernández) nos ha dicho que él no nos va a pagar el sueldo. Entonces lo que estamos exigiendo es que se revea ese decreto o que alguien nos garantice a nosotros el pago del sueldo", reclamó. Y si bien dijo "que se entiende la postura del empresario", remarcó que como empleador, "hay un deber de él con alrededor de 67 empleados".

Por último insistió: "Queremos igualdad de condiciones, porque hay otros lugares que están trabajando al 100%, cuando tendrían que estar trabajando al 50 %".

Respecto de la cuestión, Stur consideró: "Los parques termales tienen que estar todos cerrados, y si algunos están abiertos vamos a hablar con las autoridades porque la medida tiene que ser para todo el mundo. Deben entender que no es una decisión política, estamos en una situación en la que tenemos que ser previsores, porque a futuro será mucho peor", dijo, y agregó "hay un concepto de solidaridad que tenemos que manejar, y en algunos casos no lo están haciendo".

En 2008 la ocupación fue del 82%

Stur comparó que durante las vacaciones de invierno de 2008 tuvieron el 82% de ocupación "reducirse a un 35% es una caída muy considerable", lamentó el funcionario aunque no dejó de destacar la necesidad extrema de la situación.

En relación a una eventual ayuda económica al sector, el funcionario destacó que "la posibilidad fue planteada en la reunión del jueves y lo continuamos en una reunión en la sede de Turismo, pero hasta tanto no tengamos una conformación certera del impacto económico de esta situación a la actividad no podemos pensar en medidas reparadoras".

De todos modos, indicó que "desde el gobierno se está pensando en las alternativas de ayuda".

Comentá la nota