Ocupación total en cabañas y hoteles de Tandil durante este fin de semana largo.

A pesar de la crisis, así lo manifestaron distintas voces del sector. Los operadores marcaron que ésta es una característica cuando hay feriados que prolongan el descanso. Si así lo fuera, "muchos se verían obligados a cerrar", añadieron con preocupación.
A pesar de la crisis y la incertidumbre preelectoral, la ocupación es total en cabañas y hoteles de Tandil durante este fin de semana largo, según confirmaron ayer diferentes fuentes del sector.

El perfil de la ciudad como punto atractivo para el miniturismo continúa acentuándose, dado el número de foráneos que arribaron entre el viernes por la tarde y las primeras horas del sábado.

El movimiento fue intenso, aunque ayer la lluvia que cayó en distintos momentos del día afectó el normal tránsito del turista por los habituales paseos.

Este Diario relevó los principales establecimientos de cabañas y encontró en todos una respuesta positiva al consultar por el nivel de afluencia para estos tres días sin actividad.

"Se está trabajando muy bien", "la ocupación es total" y "Tandil está lleno, las plazas turísticas están completas" fueron algunas de las frases que lanzaron voces ligadas al sector.

El presidente de la Asociación de Hoteles, Miguel Mazzone, celebró la masiva concurrencia, aunque mostró su preocupación al señalar que "si no se trabaja a lleno durante los fines de semana, muchos se verían en la obligación de cerrar".

Muchas consultas

El sector turístico realiza su balance, habitualmente, tras las jornadas de marcada actividad. Sin tener números exactos, los operadores se basan en la cantidad de consultas para inferir la medida que tiene la llegada de visitantes.

Durante este fin de semana largo (hoy se conmemora el 199no. aniversario de la Revolución de Mayo), los llamados a los distintos establecimientos de la ciudad fueron constantes, aún el sábado y ayer.

Para los que se desempeñan en el turismo, esto marca que las plazas de alojamiento están repletas. Presumiblemente, muchos de los viajeros que arribaron a Tandil, o se quedaron en el intento ante la falta de hospedaje, decidieron realizar sus minivacaciones a último momento, sin prever el alto nivel de afluencia que tiene la ciudad los fines de semana largo, o quizás especulando con que la crisis marcara una caída en la toma de reservas.

Sin embargo, los complejos de cabañas y hoteles consultados manifestaron que la ocupación, cuando hay feriados de por medio que estiran el descanso, siempre es total, por lo que estos tres días no tenían por qué ser la excepción.

El regreso

Desde los establecimientos indicaron que el regreso de los turistas a sus lugares de origen comenzó en las últimas horas de ayer y se prolongará hasta esta tarde.

Para el viajero de un poder adquisitivo medio y alto, el automóvil propio es el medio de retorno. Pero, por otro lado, la Terminal también registró ayer un intenso movimiento en sus dársenas, que también se prolongará hasta hoy.

Las principales empresas añadieron a sus recorridos servicios adicionales, para poder satisfacer el crecimiento de la demanda por el fin de semana largo.

Dentro del espectro de los usuarios de micros, se encuentran los foráneos que visitan familiares y amigos en la ciudad, aquellos tandilenses que se desempeñan laboralmente en otras localidades y, fundamentalmente, los estudiantes universitarios.

Comentá la nota