La ocupación en la temporada invernal fue la más baja de los últimos 8 años

La caída de la actividad turística en la temporada invernal de 2009 fue más abrupta que la que publicó Nuevo Diario el lunes pasado.
Según datos provisorios oficiales, la provincia alcanzó apenas un promedio de ocupación hotelera del 56% a nivel provincial y del 63% en la ciudad de Salta, este último, el nivel más bajo de los últimos 8 años. El promedio más bajo de julio se había producido en 2001, cuando la ocupación hotelera fue del 62%.

El parte de prensa del Ministerio de Turismo que hablaba de un 74% de ocupación se refería sólo a la tercera semana de la temporada en la ciudad de Salta, y no al promedio general, como se difundió erróneamente.

Las cifras coinciden con la situación que se vivió en todo el país, como consecuencia de la crisis económica y financiera mundial y de la pandemia de la gripe A. Según el diario Clarín, fue la temporada turística "más floja de la década". El matutino porteño asegura que viajaron un 30% menos de turistas que el año pasado, lo que implica 3.300.000 personas menos. Por la suspensión de los viajes de egresados, en los principales destinos del sur la ocupación fue del 40%, en Mar del Plata apenas del 30% de las plazas.

En Cataratas del Iguazú y Tandil también hubo caídas, pero menos pronunciadas.

Las cifras oficiales de Salta marcan una caída de los niveles de ocupación de alrededor del 25% en relación al mismo período del año pasado. Con respecto a 2008, también cayó el promedio de pernocte, que pasó de de 3 a 2,6 noches en la capital salteña, y de 2 a 1,56 en el interior.

En términos absolutos, sin embargo, la cantidad turistas alojados fue similar a la del año pasado, alcanzando los 101.000 visitantes.

Es decir que, si bien llegó la misma cantidad de turistas, se quedaron menos tiempo y la baja de la ocupación hotelera se notó más por el incremento interanual de la cantidad de plazas.

Optimismo

En su paso por Salta, el sceretariod e Turismo de la Nación, Enrique Meyer, reconoció la caída de la actividad, que atribuyó a la crisis económica y a los efectos de la Gripe A (H1N1). Sin embargo, se mostró optimista de que el turismo se va a recuperar. Según señaló a Nuevo Diario, están notando "una mejora en las reservas" a partir de octubre y sobre todo en el 2010".

Comentá la nota