Hay ocupación a pleno en la mayoría de los valles cordobeses

Se presume que en lo que va de 2010 este será el fin de semana de mejor ocupación hotelera. Las plazas hoteleras de localidades como Villa General Belgrano, Santa Rosa de Calamuchita y Río Ceballos operan por encima del 90 por ciento. En Villa Carlos Paz, Mina Clavero y Cosquín ya están en un 100%. El pronóstico prevé hoy una máxima de 34º.
Confirmando los augurios en materia turística, este fin de semana "está a full" en los principales destinos de Córdoba. Tanto Villa General Belgrano, como Río Ceballos y Santa Rosa de Calamuchita operan con una capacidad superior al 90 por ciento. En tanto, destinos como Villa Carlos Paz y Mina Clavero lo hacen en un 100 por ciento. "No nos queda casi lugar. Siempre algo se encuentra, pero lo cierto es que estamos a full", dijo Carlos Azaretti, titular de Turismo de la Perla de Punilla.

Es que la temperatura invita a pasar el día en algún balneario o pileta y el Festival de Cosquín es un gran atractivo para visitar todas las localidades de la zona, como Carlos Paz.

La semana pasada ya se esperaba que es fin de semana sea el mejor de la temporada en materia de concurrencia y ocupación en lo que va de 2010. Y pasó. Según informaron desde Turismo de Mina Clavero "no tenemos nada desde el jueves, ni aquí ni en la zona. Estamos trabajando a cama caliente en las plazas", dijo Irene Tomas, titular de esa cartera.

Es que el inicio del Festival en la ciudad de Punilla beneficia -tal como ocurre todos los años- al resto de las localidades de la zona donde la gente busca alojamiento para asistir a alguna de las doce noches coscoínas. Cabe aclarar que Cosquín cuenta sólo con dos mil plazas.

Además los turistas que arriban desde distintas provincias del país convocados por ese evento colman durante el día las playas, los comercios y los restaurantes de esos lugares.

Desde la Secretaría de Turismo de Carlos Paz informaron que debido a la cantidad de visitantes se intensificaron los controles en los ríos más convocantes y se incrementaron los puestos de observación de los guardavidas con el propósito de proteger a los bañistas.

Comentá la nota