En octubre los bancos perdieron depósitos por $ 7.129 millones

Dinero de empresas privadas y ahorristas. La menor liquidez hizo subir fuerte las tasas. La crisis financiera global y la tensión que despertó el proyecto de estatización de las AFJP tuvo un sensible impacto en los bancos locales. A lo largo de octubre los denominados "depósitos del sector privado en moneda nacional" bajaron en 7.129 millones de pesos.

La caída representa casi el 5% del stock de dinero de particulares que tenían los bancos un mes atrás. Además, el bajón fue superior a la salida de depósitos que se observó en mayo, cuando recrudecía la crisis del campo y el dólar, como el mes pasado, trepaba, aunque entonces llegó hasta $3,22.

En octubre los bancos apelaron a una agresiva suba de las tasas de interés para frenar la pérdida de liquidez. De hecho, la tasa para depósitos superiores al millón de pesos llegó al 26% en estos días, y hay bancos que pagan más del 20% por depósitos a plazo fijo realizados por pequeños ahorristas.

Los banqueros coinciden en que la salida de dinero de los bancos tuvo un paralelo con la trepada que experimentó el dólar. La divisa arrancó octubre en $ 3,10 y lo cerró en $ 3,37. Fue, claro, el mes en que se desató una ola de "devaluaciones competitivas" que afectaron, sobre todo, a las monedas latinoamericanas, con el real brasileño, y los pesos chileno y colombiano a la cabeza.

Desde el Banco Central admitieron que la caída de depósitos privados de noviembre fue importante, pero resaltaron que los depósitos totales cayeron menos, porque se compensaron con una suba de $ 2.000 millones de las colocaciones del sector público. "Así, una caída parcial del 5% se achica al 2%, un recorte manejable frente a una liquidez que representa al 40% de los depósitos, si se toman en cuenta las letras y notas del BCRA que tienen los bancos en su poder", dijeron en el organismo monetario.

El otro dato que los funcionarios consideran positivo es que en octubre, a diferencia de mayo, crecieron los depósitos en dólares (190 millones), lo que es tomado como una señal de confianza en el sistema financiero.

En lo que coinciden banqueros y el BCRA es que el dólar quieto o moviéndose dentro de límites estrechos es la principal barrera para contener a los depósitos en pesos dentro del sistema financiero. Una suba fuerte de la divisa, afirman, no haría más que acrecentar la salida de depósitos, disparar las tasas y frenar aún más la actividad.

Comentá la nota