Hay ocho ofertas para 700 kilómetros de red eléctrica

Ocho empresas locales presentaron ofertas para la licitación de la obra que comprende la instalación de 700 kilómetros de tendido eléctrico monofilar para los ganaderos de las zonas del secano de los departamentos de La Paz, Santa Rosa, San Rafael, General Alvear y Lavalle y que consta de una inversión inicial, para esta primera etapa, de $ 12 millones.

Las empresas que compraron los pliegos y se presentaron fueron Argencobra, Delta- Eco, Electrificadora del Valle, Aquapark, Civel Mza y Corporación del Sur, Tel 3, Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz - Edificación Servicios Públicos y Consumo Limitada, Ceosa Construcciones Electromecánicas del Oeste, y Elytec.

La obra será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno provincial, cuyo objetivo es brindar electricidad de 220 volts en forma continua a alrededor de 600 productores ganaderos permitiendo mejorar el sistema productivo y la calidad de vida de los puesteros.

Según fuentes de Gobierno, la adjudicación se realizará en junio para iniciar la obra en julio.

En la segunda etapa de esta obra se prevé la instalación de 800 kilómetros más de red eléctrica beneficiando en total a 900 productores y se agregará a Lavalle en la lista de los departamentos beneficiados. En total, se cubrirá una superficie de 2,5 millones de hectáreas. En cada período, la construcción tendrá una duración de un año.

Esta obra generará entre 100 y 130 empleos para trabajadores de la construcción y electricidad, que estarán distribuidas en un 70% en la zona Sur, San Rafael y General Alvear. El restante 30% se centrará en los departamentos de Santa Rosa y La Paz, explicó Eduardo Ramet, coordinador del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap).

A su vez, los productores ganaderos deberán continuar las obras para llevar la electricidad de la red troncal hasta sus propios hogares. Se estima que dicho proceso demandará la construcción de otros 700 a 1.000 kilómetros más de tendido para los que se necesitará otra cantidad semejante a la mencionada de empleos temporarios, agregaron desde el Prosap.

Este proyecto, que permitirá electrificar las zonas rurales y ganaderas de la provincia, tendrá significativas aplicaciones productivas como la posibilidad de poner en marcha bombas para la extracción de agua destinada a los animales, el alambrado eléctrico, boyeros para el manejo de ganado, equipos de comunicación que permitan la conexión con otros productores o con las instituciones vinculadas a esta actividad, además de dar un servicio clave para mejorar el hábitat familiar de los ganaderos de Mendoza.

Comentá la nota