En ocho meses, ya son 44 las empresas con subsidios para exportar

Entraron en el programa Pymexporta, que ProMendoza mantiene desde 2001. A las bodegas, se suman firmas de diseño, software y maquinarias.

En los últimos ocho meses, 44 pymes mendocinas han iniciado el camino de la exportación como forma genuina de crecimiento gracias al apoyo del programa Pymexporta de la Fundación ProMendoza, vigente en la provincia desde 2001.

Justamente por el interés generado, la posibilidad de entrar al programa se ha extendido hasta el 30 de octubre de este año debiendo realizar las actividades a reembolsar antes del 31 de diciembre de 2009.

Un nota distintiva de este año es el incremento de empresas provenientes de sectores no tradicionales como: diseño, software y metalmecánica entre otras, sumando 18 de los 44 proyectos presentados.

Aquellas empresas que se presentaron en convocatorias anteriores y que hayan agotado los $ 30.000 de reintegros, podrán acceder a un monto adicional de hasta $ 15.000.

Por cierto, la convocatoria para recibir estaba abierta desde noviembre último e iba a vencer el 31 de julio de este año, pero dada la gran demanda de las empresas locales, se decidió ampliar el plazo hasta octubre.

En los últimos 8 meses, de los 44 proyectos aprobados ProMendoza ya entregó ayudas por $ 277.000. La vitivinicultura y la metalmecánica son los dos sectores que concentran el mayor porcentaje de proyectos presentados (el primero 59,09% en tanto para el segundo 13,64%).

Entre los beneficios de Pymexporta incluyen; reintegros de hasta el 50% de los gastos en acciones de promoción en el exterior y un desembolso de hasta $ 45.000 por empresa.

Desde Bodegas Bournett, Lorena Bocore señaló que la empresa está expandiéndose gracias a la contención financiera y la asistencia técnica de Pymexporta.

"Desde marzo a octubre de este año tenemos asignados $ 10.000 y parte de ese reintegro lo utilizamos en la feria Expovinis en Brasil para realizar contactos. Ya tenemos un pedido de compra de unos distribuidores de Río de Janeiro, en tanto en este mes nos visitarán empresarios de San Pablo", contó Bocore.

En el caso de la firma Solus, de software, la asistencia financiera de Pymexporta les permitió multiplicar los destinos externos para realizar contactos comerciales. "En vez de ir a dos lugares nos permitió visitar 4 países", apuntó Fernando Pinciroli, de Solus. Hoy la empresa ha logrado cerrar negocios en Brasil y España y próximamente planean extender sus servicios de software a Estados Unidos y Chile.

Y hay más. En el caso de la firma YG Design S.A, especializada en diseños de etiquetas para el mundo vitivinícola, el apoyo financiero y técnico del programa de ProMendoza los apuntaló económicamente para expandir sus servicios en dos ferias top del mundo vitivinícola: la London Wine, de Londres, y la Vinexpo, en Francia. "Hemos recibido pedidos de presupuestos de Rumania, Italia, España y Uruguay", señalaron desde esta empresa.

Una de las únicas observaciones, por parte de las empresas asistidas por el programa para iniciar su primera exportación o bien ampliar sus mercados externos, es la falta de agilidad a la hora de desembolsar el reintegro.

"También sería muy útil que las firmas que ya hemos participado en el programa nos pidieran elaborar un informe basado en nuestra experiencia ganada. Por ejemplo, desde aspectos legales del mercado meta, canales comerciales más ágiles, hasta las ferias más efectivas según cada sector", apuntó Pinciroli.

Cabe destacar que ProMendoza puso en marcha el Programa Pymexporta en 2001 y hasta el momento ha asignado cerca de $ 3,7 millones. Desde su creación, las empresas locales presentaron 599 proyectos, de los cuales se aprobaron más de 450.

Comentá la nota