Ocho incendios forestales asolan los bosques de la provincia

Ayer fueron declarados ocho incendios forestales en distintos sectores de la provincia, que mantienen en alerta y al límite de sus recursos a todas las fuerzas de emergencia. Todo había comenzando el viernes con el foco ígneo en la zona de estancia «La Correntina» que ya llegó a 30 kilómetros de frente afectando 400 hectáreas. El fuerte y cambiante viento obligó a replegar a los bomberos, evacuar civiles y tornaba fuera de control a las llamas. El Gobierno declaró el estado de emergencia para solicitar ayuda y recursos a la Nación, pidiéndose a la ciudadanía no salir al campo este domingo.
Todo comenzó, el viernes, cuando en las primeras horas de la tarde se declaró el primer siniestro en una turbera ubicada a unos 500 metros del casco de la estancia «La Correntina», situada a unos 18 kilómetros de la Comuna de Tolhuin y la ruta 3, por la ruta complementaria 23.

Aparentemente, un fogón mal apagado fue la causa del origen de este ígneo, que al arribo de la primera unidad bomberil presentaba una dimensión de 100 metros por 200, pero con el correr del sábado los fuertes vientos lo llevaron a un frente de 30 kilómetros y a 400 hectáreas de superficie de bosque y campo quemados.

El cambio de cuadrante del viento, incluso, obligó a replegar a los bomberos y cuadrillas que trabajaron en la zona, cuando a los Bomberos Voluntarios de Tolhuin y personal de Recursos Naturales ya se habían sumado los cuarteles de la ciudad de Ushuaia.

Esto dejó al siniestro totalmente fuera de control al que dramáticamente se fueron sumando con el correr de las horas otros nuevos focos ígneos que sumaron una totalidad de ocho incendios simultáneos a la tarde de ayer.

Además se sumaron focos de incendio en el río Valdéz, Cerro Michi, río Lainez, Laguna del Indio, cabo San Pablo, la cabecera del lago Yehuin y en las termas.

Estado de emergencia

El cuadro de situación obligó a trasladar a todas las autoridades hacia la Casa de Gobierno en la ciudad de Ushuaia, donde en la tarde de ayer, la gobernadora, Fabiana Ríos, firmó el decreto 2604/08 que estableció el estado de emergencia en la totalidad del territorio de la provincia, «a los fines de concentrar el máximo de capacidad humana y material para hacer frente a la situación desatada».

El decreto delega en el director provincial de Defensa Civil, Rubén Zóffoli «las facultades para coordinar y tomar las decisiones necesarias a fin de atender la situación de emergencia» y dispone que «todo el personal y fuerzas dependientes del Poder Ejecutivo Provincial quedan obligados a prestar servicios a la atención de la emergencia declarada».

También señala que deberán ser puestos a disposición «la totalidad de los recursos materiales de la Provincia afectados para hacer frente a la situación declarada», y que «las personas físicas y jurídicas que posean los recursos materiales necesarios, quedan obligadas a ponerlos a disposición de los organismos competentes».

Además se estableció la creación de un Comité de Incidentes para atender la situación, conformado por miembros de la Dirección Provincial de Defensa Civil, la Municipalidad de Ushuaia y de la Comuna de Tolhuin, los cuarteles de Bomberos Voluntarios de toda la Provincia y la Policía Provincial.

Este comité, a partir de la pasada medianoche, comenzó a funcionar en la comuna de Tolhuin, con asiento en el edificio de la Casa de la Cultura, a fin de centralizar la información oficial y coordinar todas las acciones y tareas de apoyo logístico a las cuadrillas que luchan.

Finalmente, las autoridades reclamaron a la población colaboración a fin de no ir hacia la zona rural para no entorpecer el traslado de unidades de emergencia, así como para no exponerse en la zona rural o generar otros focos de incendio con fogones mal apagados.

Ayuda nacional

Gobierno de la Provincia pidió ayuda a las autoridades del Gobierno nacional, para que a través del Plan Nacional del Manejo de Fuego envíen aviones hidrantes y todo otro tipo de recursos que permitan controlar los incendios, en especial el registrado cerca de la estancia La Correntina, «que no puede apagarse con los recursos disponibles en Tierra del Fuego».

El panorama es complicado, ya que las proyecciones meteorológicas presuponen que las ráfagas de viento se mantengan durante la presente jornada con una intensidad variable entre los 50 a 70 kph, favoreciendo la propagación de las llamas.

Comentá la nota