Ocho distritos desdoblan salarios y 70 prevén déficit

Las complicaciones financieras de la provincia de Buenos Aires impactaron directamente en los municipios tanto oficialistas como opositores. Sin distinción de color partidario, la crisis económica en los distritos afecta a los intendentes.
Ya son seis las localidades que decidieron desdoblar los salarios de sus empleados por no contar con los recursos necesarios para afrontar los compromisos.

Así, Arrecife, Necochea, Coronel Suárez, Bragado, Tandil, Rauch, Guaminí y Coronel Dorrego implementaron la medida.

En el caso de Coronel Suárez, el vecinalistas, alineado al kirchnerismo, Ricardo Móccero decidió pagar los sueldos en dos veces.

En Bragado, el oficialista Aldo San Pedro ya abonó el 80% de los salarios, y recién a mediados de mes entregará el 20% restante.

Mientras que los funcionarios cobrarán a partir del 15 en forma escalonada y sólo los concejales, por ser un cuerpo independiente del Ejecutivo municipal, percibirán sus salarios en tiempo y en forma.

En Necochea, en cambio, los empleados, funcionarios y ediles sólo cobrarán en una primera etapa hasta 1.500 pesos.

Búsqueda de financiamiento

La preocupación de los intendentes ya fue planteada al gabinete de Scioli, y hasta al propio Gobernador, quien prometió asistir a los distritos en crisis.

Es que alrededor de 70 municipios ya prevén un déficit de entre 2 y 5 millones de pesos para diciembre, y creen que podría complicarse en caso de no recibir una ayuda de la Provincia para afrontar gastos administrativos y proveedores, entre otros compromisos.

Los jefes comunales advierten que los municipios complicados financieramente registrarán en cuatro meses un déficit del 10% respecto al presupuesto.

Ante esta situación, el Gobierno bonaerense intenta negociar con Nación para que el dinero que se envía por el Fondo Solidario de la soja a cada Ejecutivo municipal pueda ser empleado para el pago de salarios.

Es que dichos recursos estaban afectados solamente para las obras que se realizan en los distritos, pero los desajustes financieros hicieron que el Ejecutivo bonaerense analizara la posibilidad de pedir en la Rosada la desafectación de los recursos.

Comentá la nota