Ochenta por ciento más de derivaciones y un 30% de incremento en auxilio Récord de atención en emergencias en la provincia

Se compraron 35 ambulancias nuevas y se abrieron tres centrales de emergencias. Este año la línea de emergencias 107 atendió 104 casos de auxilio por día, 24 más que el año pasado. En tanto, la derivación interhospitalaria con traslados aéreos y terrestres suma 32.197 casos.
Según los últimos datos oficiales, en los primeros ocho meses del año la dirección Provincial de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud efectuó 32.197 derivaciones, alrededor de un 80 por ciento más que el año pasado. Esto implica conseguir el lugar indicado para pasar a un paciente de un hospital de menor a mayor complejidad para ofrecerle la asistencia más adecuada a su patología.

A su vez, Emergencias efectuó 133 traslados aéreos de pacientes (en avión y helicóptero sanitario). Los efectuados con ambulancias, en tanto, alcanzaron los 17.274. La actividad récord que se registró a lo largo del año en el sistema de emergencias de la Provincia incluye, además, un incremento notable en la atención a través de la línea 107, que realizó 104 auxilios promedio por día contra los 80 que se hacían el año pasado.

El incremento en la atención de las emergencias se debe, en buena medida, a la incorporación durante este año de 35 ambulancias de mediana y alta complejidad y la puesta en marcha de tres nuevas centrales de emergencias ubicadas en La Matanza , Merlo y Junín, que se sumaron a las ya instaladas en la región sanitaria VI, Mar del Plata y Bahía Blanca.

En rigor, las derivaciones, “implican una articulación en tiempo y forma entre los efectores de la salud, y son imprescindibles cuando un paciente internado requiere una cama en otro hospital porque en el que está tiene no se cuenta con los recursos adecuados para su diagnóstico”, aclaró Tarditti.

En ese sentido, ejemplificó que la necesidad de una derivación surge toda vez que llega a un centro de salud de baja complejidad un paciente que, por caso, sufrió graves politraumatismos (ya sea por accidentes de tránsito o violencia), mujeres que tienen un embarazo de riesgo o personas que necesitan un trasplante de órganos. “En esas circunstancias se requiere una puesta en marcha coordinada de todo el sistema de salud provincial para dar con el lugar adecuado para cada caso en el menor tiempo posible porque está en juego la vida de una persona”, señaló Tarditti.

Uno de los máximos desafíos que enfrenta cada año el sistema de emergencias provincial es la temporada de verano: tres meses signados por un alto nivel de tránsito en las rutas provinciales sumado a un aumento exponencial de la demanda hospitalaria en las ciudades balnearias.

De hecho este verano el Sistema de Atención al Turista (SAT) asistió 1.100 casos de accidentes en rutas bonaerenses, de los cuales 860 fueron politraumatizados y 54 fallecidos.

La atención adecuada implica llegar lo antes posible al lugar de un incidente crítico y coordinar el traslado al centro de salud más cercano.

Comentá la nota