Ocaña solicitó que 'no se haga política' con el brote de dengue.

Lo manifestó la Ministra de Salud de la Nación en conferencia de prensa al tiempo que negó que Argentina esté en emergencia sanitaria. En Tucumán los casos ascienden a 1167 y ya se registraron casos en Tierra de Fuego.
A tono con la postergación del debate sobre el tema lograda ayer por el bloque oficialista del Senado, la ministra de Salud, Graciela Ocaña, opinó hoy que "la Nación no está en emergencia sanitaria", ya que el problema está concentrado "en Chaco y Catamarca".

Al hablar con la prensa en la sede de su ministerio, la funcionaria dijo concretamente que "en Chaco y Catamarca es en donde hoy están concentrados los dos brotes mayores de dengue", por lo que "aunque la situación está mejor, lo central es actuar en esas regiones para controlar la enfermedad y combatir al mosquito vector".

Según la Ministra, en Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires "se está trabajando bien" pese a que cada vez son más los casos "autóctonos" de la enfermedad que allí se registran, y a que por ello se reunirá hoy con el ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, y el de la ciudad, Jorge Lemus.

Justamente este jueves la cartera de Zin confirmó la existencia de un nuevo caso de dengue "autóctono" en la Provincia, correspondiente a un hombre de 58 años de Isidro Casanova. Así, son ya cuatro las personas que contrajeron el virus en territorio bonaerense, de las que tres residen en el partido de La Matanza.

Ocaña precisó que "en Chaco hay 300 notificaciones de casos febriles por día, cuando hubo un pico 500" y en Catamarca "hay 190 casos sospechosos por día". Además, indicó que "hay ciudades en Chaco como Charata en la que se redujeron los casos diarios, pero la curva es ascendente en Pampa del Infierno y Frentones".

Respecto de Catamarca, la Ministra dijo que "la situación más complicada es en la Capital" y "sobre todo en la zona sur", ya que en el barrio Eva Perón -donde se inició el foco de dengue- "la curva bajó".

Como medidas que se están tomando para solucionar los casos en cuestión, Ocaña citó "la fumigación en 46 mil viviendas en Resistencia, el fortalecimiento del sistema de salud en Frentones y Pampa del Infierno, la duplicación de camas hospitalarias en Saenz Peña y el destino de 4.000 tanques de agua potable para Charata".

Por otra parte, Ocaña aclaró que "el dengue no es responsabilidad de la sociedad, pero cada uno es responsable de su casa", y expresó que "hasta el momento hay cuatro muertes por dengue en el país y se está analizando una quinta", para luego aclarar que "nunca va a mentir en las cifras, porque no hice de la mentira mi actividad política y que haya 1000 ó 10 mil casos es grave".

La enfermedad avanza en todo el país y llegó a Tierra del Fuego

La Capital Federal y la provincia de Buenos Aires registraron seis casos de dengue autóctono, tres en cada distrito, mientras que Catamarca notificó un nuevo caso mortal y la ministra de la Salud nacional, Graciela Ocaña, viajó a esa provincia y a La Rioja.

En Tierra del Fuego, donde no se habían reportado casos, una niña de 7 años que viajó a Chaco y reside en Ushuaia presentaba síntomas compatibles con el mal. Paralelamente, el Ministerio de Salud nacional reportó 12.943 procesos confirmados de dengue autóctono en el país, 774 importados y 3 hemorrágicos.

Médicos afectados.

En Chaco el 50 por ciento del personal sanitario tiene dengue, según denunció el titular de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop), Hugo Amor.

En Catamarca, la cantidad de personal sanitario con diagnóstico de dengue llega al 25 por ciento y en Orán, Salta, al 50.

A su vez , el ministro de Salud catamarqueño, Juan Carlos Ferreyra, confirmó que la muerte de una mujer de 51 años (el 3 de abril pasado) se produjo como consecuencia de dengue.

En Catamarca.

La ministra de Salud, Graciela Ocaña, viajó por segunda vez en una semana a Catamarca, una de las provincias más afectadas, para interiorizarse sobre la implementación de medidas de prevención.

También visitó La Rioja, donde mantuvo un encuentro con el gobernador Luis Beder Herrera y precisó que se reportaron 52 casos en esa provincia.

La visita de la funcionaria coincidió con la internación de un niño de 6 años con síntomas de dengue, que —según especialistas— presentaba manifestaciones hemorrágicas. Este tipo es el más grave dentro de los dos conocidos de dengue y puede ser mortal.

Comentá la nota