Ocaña: "Deberán explicar en la Justicia"

La ex ministra les apuntó a líderes sindicales por el manejo irregular de los fondos de salud
La ex ministra de Salud Graciela Ocaña opinó ayer que "algunos sindicalistas deberán responder ante la Justicia" por el manejo que han hecho de los fondos y las políticas de sus obras sociales.

"Espero que se hagan cargo de lo que han hecho en sus obras sociales", señaló en declaraciones a radio América.

La ex funcionaria kirchnerista se refirió así al escándalo originado a raíz de la denominada "mafia de los medicamentos", en el que ya aparecen involucrados importantes sindicalistas, ex funcionarios y empresarios.

"No quiero decir que son todos los sindicalistas, porque en la Argentina pasamos de la nada a decir que son todos culpables, que es una forma de no encontrar a los culpables. Pero hay muchos que deben dar explicaciones", añadió Ocaña, que se fue del Gobierno en julio después de sostener una dura pelea con el jefe de la CGT, Hugo Moyano, y con varios de los líderes gremiales más poderosos del país.

Uno de los sindicalistas más complicados en la causa judicial es Juan José Zanola, que encabeza el gremio bancario desde 1982. Su situación se complicó cuando anteayer se secuestró evidencia de mal manejo con los medicamentos en un allanamiento, en el Policlínico Bancario. Los investigadores se llevaron cajas de remedios, historias clínicas y documentos relacionados con la droguería San Javier, uno de los principales proveedores del sindicato.

"Creo que algunos sindicalistas deberán responder también ante los trabajadores que dicen representar", enfatizó Ocaña.

Y añadió: "Que se hagan cargo de lo que han hecho en algunas de las obras sociales, que en general siempre las manejan los sindicalistas".

Contó que el modo de operar era "vendiendo medicamentos adulterados y algunos robados a programas de gobierno, tanto nacional como provincial". Denunció también que existía un sistema de "defraudación a la Administración de Programas Especiales, fundamentalmente a través de la fabricación de papelería, como historias clínicas y troqueles, para reclamar reintegros de gastos".

Según Ocaña, el detenido empresario Néstor Lorenzo, proveedor de medicamentos a la Asociación Bancaria y dueño de San Javier, "tenía algunas cooperativas vinculadas con él que le servían para lavar el dinero". Y enfatizó: "Es impresionante, porque siempre aparecen los mismos nombres en varios casos de corrupción".

Comentá la nota