Ocaña aceptaría ser diputada si el Gobierno se lo pide

Aella no le molestaría ser diputada, si se lo piden aceptaría", dijo un hombre de extrema confianza de la ministra de Salud, Graciela Ocaña. Luego de la ola de rumores que la daban por renunciada una vez más, Ocaña recibió el apoyo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y continúa diciendo entre sus íntimos que "no le molestaría ser candidata a diputada", según le dijeron a Clarín desde su entorno.
"Le pidieron que agarre el PAMI y lo agarró, que sea suplente de Cristina para senadora y agarró y que sea ministra de Salud y lo mismo, ¿por qué habría de molestarle ser diputada?", le reconoció la misma fuente ayer a este diario.

Según pudo saber Clarín, la idea de que Ocaña deje de ser ministra para ser diputada está vinculada a su negativa a renunciar por las presiones sindicales en la Superintendencia de Salud. De esa manera, podría dejar el Ministerio y no tener que renunciar ni ser renunciada.

Quien no quiso tomar partida sobre la eventual candidatura de la ministra fue el jefe de Gabinete, Sergio Massa: "Me parece una irresponsabilidad hablar de candidaturas", le dijo a Clarín. Y agregó: "Graciela es mi amiga, siempre la voy a apoyar y hace muchos años que trabajamos juntos".

Con todo, desde la jefatura del PJ admitieron la existencia de versiones sobre el ofrecimiento de la candidatura a Ocaña.

Las versiones de renuncia de Ocaña estuvieron ligadas a su eterna disputa con la gente de Hugo Moyano y el manejo de las Obras Sociales. Y se unió esta vez a su decisión de dejar sin efecto un aporte de 100 millones de pesos a las obras sociales.

Si la ministra acepta ir en la lista se sumaría a los postulantes para reforzar el kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota