Más obstáculos para investigar el ataque a la AMIA

Por Fernando Gonzalez

Los 85 muertos por el atentado a la AMIA todavía no pueden descansar en paz. A los 15 años pasados sin que se haya descubierto a los culpables, se suman las controversias políticas que impiden el avance de una investigación muy dificultosa. En ese contexto hay que considerar la decisión del gobierno de Irán de designar como ministro de Defensa a Ahmad Vahidi, una de las personas investigadas y citadas a declarar por la Justicia argentina.

La designación de Vahidi motivó la condena de la Cancillería argentina y la del fiscal argentino que investiga el atentado, Alberto Nisman. Por la citación de la Justicia local, Vahidi y otros cuatro ex funcionarios iraníes tienen pedidos de captura de Interpol.

La respuesta del gobierno de Irán a estas reacciones ha sido la de acusar al gobierno y a los jueces argentinos de "inmiscuirse" en los asuntos internos de su país. Además, consideró a las investigaciones como parte de "un complot sionista". El atentado contra la sede de la mutual judía -y contra toda la Argentina-es uno de los ataques más graves sufridos por nuestro país. Y que ciudadanos iraníes o de cualquier otro origen se presenten para aclarar su situación ayudaría mucho más a esclarecerlo que plantear argumentos de tipo político para negarse a responder.

Comentá la nota