Obreros piden reincorporaciones y que cesen los despidos

Es por una treintena de despidos, especialmente en la obra de 216 viviendas de Gotti, donde sería necesario incluso tomar más obreros para terminarla. Contrariamente, dicen que "la empresa despide cada día un grupo de 4 a 6 compañeros". Cifradas esperanzas de los trabajadores en la intervención gubernamental, no así en la gremial.
Trabajadores de la construcción volvieron a reclamar ayer, con una quema de cubiertas, frente al complejo habitacional en su última etapa de ejecución, sobre calle Gotti, por despidos por parte de la empresa a cargo.

El vocero Juan Barrientos contó por LU 12 Radio Río Gallegos que todo se inició por 30 despedidos que la empresa Gotti no reincorporó, "y a raíz de esto se generó este tipo de problemas, con más despidos, que hoy rondan más o menos los 140 en todas las obras".

Según indicó, "la empresa no dice nada y va a seguir despidiendo hasta cuando ellos quieran", mientras que reclamó, "lo único que queremos los trabajadores es trabajo, la Constitución Nacional nos ampara, somos argentinos, tenemos el derecho al trabajo, nuestros hijos tienen derecho a ir a la escuela y también a pasar una Navidad feliz".

Barrientos dijo tener fe en el gobernador Daniel Peralta, a quien entregaron luego una carta solicitando la recuperación de sus puestos de trabajo y el cese de los despidos "que continúan en las obras".

Destacaron la situación en la empresa Gotti, "sobre todo en las 216 viviendas, las obras no se terminan y para terminarlas, sería incluso necesario tomar más trabajadores, pero sucede todo lo contrario: la empresa despide cada día otro grupo de 4 a 6 compañeros".

En la misiva dirigida a Peralta denunciaron que frente a la protesta, lo único que obtuvieron fue "una actitud intimidatoria" por parte de la empresa, de donde "una camioneta salió a fotografiar y filmar a quiénes estamos pidiendo el reintegro al trabajo".

Acompañaron la nota con el listado de quienes están solicitando volver a sus puestos de trabajo, con la convicción de que, "a través de su intervención, esto se puede lograr muy fácilmente, porque las obras hay que terminarlas para que puedan ser entregadas a las familias que las van a habitar".

Barrientos admitió que "este no es un problema del gobernador", en cambio, aseguró que "Gotti tiene obras más de tres años y medio sin terminar", mientras que "lo que estamos pensando los trabajadores es que hay dos empresas que aparentemente se quieren quedar con todas las obras", aunque declinó nombrarlas.

Para referirse a la paralización de la obra de 216 viviendas, el vocero se remontó a dos años atrás y recordó "el problema de Juan Velázquez, cuando se produjeron los primeros despidos, desde ahí más o menos está paralizada, con casi nada de materiales, hubo más o menos 160 personas sin hacer nada durante dos años, y hoy por hoy, no sé cómo piensa la empresa solucionar su problema despidiendo a 30 trabajadores y después a muchos más, cuando los tuvo ahí dos años".

Avizoran una larga lucha, en la que tienen cifradas esperanzas en la intervención gubernamental, no así en la representación gremial: "no tenemos que pagar hechos políticos, cuando el trabajador nunca participa de un hecho político y lo único que quiere es trabajar".

Comentá la nota