Los obreros de Paraná Metal se hicieron sentir y la ruta fue un caos

La autopista Rosario-Buenos Aires se convirtió ayer en un pandemonio, con colas kilométricas. Es que unas 1.500 personas se concentraron ayer en el cruce de esta vía y la ruta Nº 90, a la altura de esta ciudad, para acompañar a los obreros de la autopartista Paraná Metal que reclamaron por el mantenimiento de la fuente laboral y rechazaron de plano las pretensiones empresarias de reducir salarios a su personal suspendido.
Si bien durante las más de siete horas que permanecieron en el lugar los manifestantes no cortaron la estratégica ruta 9, efectivos de Gendarmería desviaron el tránsito hacia las colectoras del puente hacia la ruta 90, por lo que se generaron colas de vehículos de más de seis kilómetros.

La multitudinaria convocatoria de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) local y los propios obreros de la autopartista fue una muestra de apoyo a la representación gremial que desde ayer a la tarde y hasta anoche negociaban con el sector empresarial una salida a la crisis en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El conflicto de Paraná Metal se agravó en diciembre pasado, cuando la empresa se presentó en concurso de acreedores y paralizó la planta. Después de la llegada de un inversor que aún no decidió la compra de la empresa, se retomó la producción, pero sólo por un volumen de unas 1.200 toneladas mensuales.

Esta situación provoca que unos 750 operarios de un total de 1.100 padezcan suspensiones transitorias. En tanto, la empresa inversora aseguró que tiene un déficit mensual de 2 millones de pesos, que "no están dispuestos a seguir poniendo", según revelaron fuentes gremiales. En ese contexto, la firma planteó la reducción del salario de los suspendidos del 70 al 20 por ciento.

"Vamos a defender los derechos de los trabajadores hasta las últimas consecuencias, y tenemos una historia de lucha que respalda nuestra posición", señaló en plena ruta el secretario general de la UOM villense, Alberto Piccinini. Por su parte, el ex titular del gremio, Victorio Paulón, aseguró que la solución requiere de "decisiones políticas".

Antes de partir hacia Buenos Aires para participar en la reunión en Trabajo, el secretario adjunto del gremio, Juan Actis, reclamó la plena vigencia del acta acuerdo firmada en febrero, para que no rebajen salarios a los suspendidos, y por mantener los puestos de trabajo.

Desde temprano la ciudad estuvo virtualmente paralizada por el apoyo a los trabajadores de Paraná Metal. La mayoría de los comercios cerraron sus puertas, el gremio lucifuercista decretó un paro de actividades de 8 a 12, en tanto todo el espectro gremial local adhirió de distintas maneras a la protesta metalúrgica.

"Esta marcha fue muy emotiva, más aún al pasar por los barrios y las escuelas. Esperamos que esta sea la última antes de una solución, porque no podemos más por los magros sueldos. Parece que la patronal quiere que les achiquemos el estómago a nuestros hijos", expresó Ramona Chávez, integrante del grupo Mujeres en Lucha y esposa y madre de operarios de Paraná Metal.

Gente de Mahle. De la convocatoria, que se desarrolló sin incidentes, participaron el senador Héctor Aquino, el intendente Horacio Vaquié, concejales, jefes comunales de la región, sindicalistas y hasta una delegación de obreros de la firma rosarina Mahle, también en grave conflicto.

"Desde la Municipalidad pedimos a delegados, empresa, gobiernos nacional y provincial que traten de seguir hasta las últimas consecuencias para lograr una solución a este grave problema que debemos resolver entre todos", señaló Vaquié.

Por su parte, el presidente comunal de Pavón, José López, confió en que "el gobierno nacional, que siempre estuvo en este tema, agotará todos sus esfuerzos para sacar adelante este problema".

Anoche, al cierre de esta edición, los celulares de los gremialistas que participaron de la reunión en el Ministerio de Trabajo permanecían cerrados. Recién hoy, y después de hacer conocer los resultados del encuentro al resto de los delegados metalúrgicos, se podrán conocer mayores precisiones sobre el particular.

Comentá la nota