Obreros de Loimar realizaron acto tras rechazar los 13 telegramas de despido

Se pospuso la movilización céntrica debido al reclamo por el caso Cano. Igualmente, los trabajadores se concentraron en las puertas de Loimar. “En algún momento tienen que recapacitar”, dijeron sobre la empresa.
Los 13 operarios de Loimar S.A. recibieron en la víspera los 13 telegramas de despido bajo el alegato patronal de la “indisciplina”, notificación legal que los cesanteados rechazaron de plano, mientras protagonizaron un acto en las puertas de la fábrica.

Si bien estaba prevista una segunda marcha por las calles de la ciudad, los operarios decidieron postergarla debido a la movilización en reclamo de justicia por el crimen del comerciante Luis Cano, que tuvo lugar ayer a las 19 en la Municipalidad.

Según se conoció, esa marcha por la reincorporación de los cesanteados se concretaría mañana en horario matinal, dato que aún no se confirmó oficialmente.

Mientras tanto, a las 20 se desarrolló una concentración en el acceso a la Sexta Brigada Aérea, donde los empleados dados de baja, y el personal nucleado en el gremio Focra, reiteraron los cuestionamientos a los dueños de la fábrica.

El discurso central estuvo acompañado por la presencia de dirigentes de la federación de ceramistas, miembros de la CGT de Azul, al tiempo que fueron invitados sindicalistas, concejales y autoridades de Tandil.

Desde Focra redoblaron las críticas a la compañía que preside Juan Loitegui, ya que variaron con el tiempo los justificativos para los despidos: “primero alegaron la crisis económica, después la 245, ley de contrato de trabajo (sin causa), y ahora, la indisciplina”, explicó a LA VOZ una fuente sindical.

“Nunca bajamos los brazos, en algún momento tienen que recapacitar”, fijaron desde el ámbito de lucha laboral.

Además remarcó que “desconocemos cuál será la próxima mentira de Loimar. No puede ser que en una ciudad pujante, que apuesta al turismo, existan estas conductas empresariales”, manifestaron sobre Loitegui.

“La ciudadanía se da cuenta que el único responsable es la empresa”, añadieron. A colación del período de vacaciones, que en condiciones normales de actividad deberían acordarse en los próximos días, el gremio denunció que “todos los años la empresa incumplía los plazos que exige la ley: aviso con 45 días de anticipación. Incluso solían avisar un viernes, y el lunes debían los compañeros salir de vacaciones”.

“El acuerdo voluntario fue una burla”

Luis Marcelo Díaz, secretario general del Sindicato de Obreros Ladrilleros a Máquina y Anexos, calificó ayer como una “burla” el acuerdo voluntario rubricado por Focra y los dueños de Loimar S.A., ya que “no le dijeron la verdad” al personal.

En declaraciones a LA VOZ, Díaz arremetió contra los ceramistas porque “en La Plata ya sabían que terminarían echando a los 13”, dando a entender que el festejado anuncio del jueves lejos estaba de arribar a la solución del conflicto.

El referente de Solma, sindicato con representación legal en la planta tandilense, vaticinó luego que “así no podrán salir de este problema”, diagnóstico que enlazó con un primer reconocimiento de 59 desafiliaciones. Concretamente, Solma destacó que “en estas condiciones” planean mantenerse al margen ya que “no sabemos cuántos compañeros nos apoyan. La última vez que fui a Tandil junto a nuestro abogado, Carlos Castronovo, y nos insultaron. Para qué vamos a volver”, subrayó.

También defendió su estrategia de “negociar 8 reincorporaciones con el compromiso de estudiar las otras 5. Hubiese descomprimido la situación”, opinó.

“Podríamos hacer una nueva presentación, pero con qué apoyo, cuánta gente quiere trabajar. Aquí no son 90 operarios, sino 500 familias, proveedores, contratistas, empresas tercerizadas. Una ciudad que depende de Loimar”, evaluó.

Díaz admitió luego que “muchos trabajadores no quieren saber nada con nosotros y algunos están apretados para hacer el piquete”, deslizó.

“Lo sentimos muchísimo, quienes hoy no nos quieren reconocer, siempre les dimos de todo. Quizás actuó mal el delegado, puede ser, pero debieron llamarnos a nosotros (central) y en vez de desafiliarse, ir a elección de delegados”, analizó en retrospectiva.

Por último, el gremialista consideró que “mientras este Focra el conflicto será un callejón sin salida”.

Comentá la nota