Obreros de la construcción reclaman convenio para petróleo y gas

Hicieron paro en BTU el día anterior y, ante la falta de respuestas, trasladaron el reclamo a la operadora TGS. Piden la aplicación del convenio específico para petróleo y gas que rige desde octubre pasado, que representa una diferencia de entre 6 a 8 mil pesos, entre salario y otros beneficios, que ninguna de las empresas quiere asumir. Sigue el conflicto de la constructora Contreras Hermanos en yacimientos de Petrobras.
Después de una jornada de paro con presencia en su lugar de trabajo, operarios de BTU, subcontratista de Transportadora Gas del Sur, para la que opera en Coy Aike, manifestaron ayer ante la sede TGS. Desde hace aproximadamente dos meses, reclaman por la aplicación de un convenio específico para zonas petroleras y gasíferas, donde los trabajadores se desempeñan desde el mes de enero.

Así lo explicó por LU 12 Radio Río Gallegos el delegado de la UOCRA Santa Cruz Sur, Fernando Roldán, quien fustigó que BTU, una empresa con sede en Buenos Aires, "quiere aplicar acá otro convenio, por el que cobran menos la hora, tienen menos adicionales, no les pagan ayuda alimentaria, no tienen vianda doble, no quieren pagar, directamente no quieren aplicar el convenio".

El dirigente destacó que el convenio para zona petrolífera y gasífera "entró en vigencia el 7 de octubre de 2008, es un convenio bastante nuevo, por eso las empresas no lo quieren aplicar", mientras que su aplicación hace una diferencia de entre 6 a 8 mil pesos.

Roldán dijo que "la empresa (BTU) no se quiere hacer cargo de la diferencia, por eso venimos a reclamarle a la operadora, como solidaria responsable, a ver si se hace cargo de la deuda".

Por otro lado, señaló, "está el tema de la ropa, ya que la que han entregado es de mala condición, ya prácticamente los muchachos no tienen ropa", como asimismo añadió: "los recibos de sueldo llegan en forma tardía, unos quince días después, o sea que los muchachos no saben qué les están pagando, no pueden ver si les están pagando de menos o de más".

A su turno, Juan Domingo Martínez, dijo que los manifestantes llegan a esta medida, al no tener respuesta favorable a todos estos puntos en tratamiento, "porque se le debe bastante dinero atrasado a los compañeros, que lo tienen bien ganado y que han trabajado". En este sentido, afirmó "vamos a seguir hasta conseguir respuestas, vamos a endurecer las medidas, y si no quieren pagar, que se vayan y otra empresa vendrá a hacer el trabajo".

Por otra parte, explicó que BTU es subcontratista de TGS, pero a su vez tiene otra subcontratista dentro del yacimiento que trae mucha gente de afuera, con lo cual no está respetando la letra inicial, que es la relación 70-30 % con prevalencia para la mano de obra local.

Habló de aproximadamente 90 familias, o algo más, que dependen de estas respuestas. Y en el caso de no obtenerlas, podrían llegar a cerrar el ingreso a la actividad en los yacimientos que las subcontratistas de TGS operan en la zona de Moy Aike, donde se está construyendo una turbocompresora, con plazo de finalización para octubre o noviembre próximos.

Depósitos irrisorios

Sobre la situación del conflicto de trabajadores de obras civiles de Contreras Hermanos en los yacimientos, Martínez dijo que ayer se encontraron con depósitos que "daban risa", con lo cual, la propuesta de la UOCRA fue el pago de un monto "para redondear", mientras realizan la revisión caso por caso, lo que llevaría de una semana a diez días.

Mientras tanto, los 95 operarios involucrados en este reclamo, por la aplicación del Convenio 545 de UOCRA en yacimientos petrolíferos, que genera una deuda retroactiva a octubre pasado, mantienen Campo Bolland, Dos Hermanos, Boleadoras y La Maggi, con lo cual no está prestando ningún servicio para la operadora Petrobras.

Del reclamo también participan operarios de una obra realizada por la constructora, de octubre a diciembre pasado en yacimiento La Paz, unos diez a doce kilómetros de Boleadoras.

Martínez explicó que la no aplicación del Convenio 545 de UOCRA en yacimientos petroleros, genera deudas en los ítems viandas ($ 52), ayuda alimentaria ($ 22), campamento ($ 75) y horas de viaje, en cada caso, por día trabajado.

"Si ponen finalmente el dinero que están debiendo y aplican el convenio como corresponde, estaría el problema solucionado", aseguró el delegado de la UOCRA, quien precisó que mientras tanto, la situación es de paro total de las obras de Contreras Hermanos que, en los yacimientos, no está prestando ningún servicio a Petrobras".

Comentá la nota