Los obreros en conflicto se hicieron sentir en el microcentro rosarino

Los obreros en conflicto se hicieron sentir en el microcentro rosarino
El creciente malestar de trabajadores y de movimientos sociales quedó expuesto ayer en la confluencia de protestas por el centro de Rosario, que culminaron juntas en una multitudinaria manifestación frente al Monumento de la Bandera. Bancarios de paro reclamando aumento salarial, operarios de Mahle marchando por el mantener la fábrica abierta, organizaciones territoriales como la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y gremiales como Amsafé y ATE dieron calor a una de las primeras mañanas frías de lo que se presenta como un nuevo invierno económico.
Los bancarios marcharon por la city rosarina con pintadas en la mayoría de las entidades, que no registraron atención al público. Después se sumaron a la caminata organizada por los empleados de Mahle, quienes se congregaron en la plaza Pringles y caminaron por la peatonal hacia el Monumento con representantes de la CCC. También fueron acompañados por Amsafé regional Rosario, el Movimiento Tupac, el Partido Obrero y el Movimiento Socialista de los Trabajadores, entre otros partidos y gremios.

La movilización de los hombres de overol azul estuvo precedida por una bandera argentina gigante portada por los trabajadores y la marcha terminó en el Monumento a la Bandera con un acto simple y sencillo, en el que se leyó una carta a la comunidad. Allí los trabajadores contaron su situación actual, destacaron que no es la única fábrica en conflicto y buscan despertar la solidaridad porque dicen que este no será el único caso.

Respecto a las perspectivas de la llegada de un comprador para la fábrica, uno de sus delegados, Claudio Maldonado, dijo que "por ahora no tenemos novedades, seguimos esperando, no hay nada concreto". Agregó que "quien se contacta con nosotros de vez en cuando es la gente de Aros Kim, pero en cuanto a Taranto (la otra empresa posiblemente interesada) no sabemos nada".

Comentá la nota