Obreros bloquean el acceso a San Antonio

Hoy vuelven a debatir en Viedma por Marítima San José
SAN ANTONIO OESTE (ASA).- Los obreros de "Marítima San José" bloquearon ayer por más de siete horas los accesos a San Antonio Oeste.

Hoy a primera hora piensan retomar la medida, aguardando el resultado de la reunión que hoy a partir de las 10 mantendrán sus delegados con funcionarios de Pesca y el titular de la empresa en la Secretaría de Trabajo de Viedma.

Los trabajadores demandan una definición por parte de esa firma, que se ha manifestado al borde de la quiebra y mantiene una importante deuda salarial con los obreros.

La protesta comenzó temprano en las instalaciones de la planta pesquera, y luego se trasladó al acceso de la ciudad, donde apilaron neumáticos que mantuvieron encendidos y apostaron cartelería con leyendas de reclamos para la empresa.

La dinámica del corte consistió en impedir por lapsos de dos horas la circulación vehicular, para luego despejar el piquete y dar paso a la larga fila de vehículos que durante el transcurso de la tensa jornada se fueron congregando paulatinamente.

Alrededor de las 19, los empleados levantaron la medida para congregarse en las instalaciones de la planta, en la que planeaban realizar una vigilia que culminaría hoy, para volver a montar piquetes en los accesos.

"Estamos desesperados, y lo único que esperamos es que mañana (por hoy) se defina nuestra situación laboral, porque ya no podemos resistir esta incertidumbre, y deseamos que el titular de la firma, Francisco Caló, nos dé una respuesta definitiva para ver si consiguió un socio o capital para que la pesquera repunte y nosotros podamos cobrar nuestros salarios adeudados y seguir trabajando, o al menos una salida real que nos permita mantener la fuente de trabajo", manifestó Antonio Froilán, uno de los delegados de los trabajadores.

La situación de los obreros se complicó aún más ya que la posibilidad de trabajar transitoriamente como cooperativa, realizando fasón para terceros en las instalaciones de la planta, quedó completamente descartada debido a que "Calme", la primera empresa que cedió pescado para procesar, interrumpió la relación de servicios.

"Ni siquiera podemos pensar en tratar de negociar con otras empresas como "Camaronera", que en su momento se había mostrado interesada en realizar fasón, porque nadie ha pagado los 15 mil pesos de luz que adeuda "San José" y el plazo extra para pagar que gestionaron mediante contactos con empleados de Edersa expira hoy a la noche (por ayer), así que mañana (por hoy) o pagan o se paraliza la planta", manifestó Froilán.

Sin embargo, los obreros ya no centran su energía en volver a activar esa posibilidad transitoria de conseguir algún ingreso de dinero sino en definir finalmente que ocurrirá con su futuro laboral.

"Tuvimos paciencia y aceptamos esperar tratando de darle tiempo a la firma para arreglar su situación, pero ahora queremos respuestas", expresó el gremialista.

Comentá la nota