Los obreros de Barrilari esperan por sus haberes

Como ocurre con los operarios de la planta de Comodoro de Barillari, en la sede de Caleta Olivia también los trabajadores atraviesan una inquietante situación laboral y económica, dado que la última vez que cobraron fue en setiembre, y con cheques a 60 días, “sin fondos”.
Por eso permanecen en el ingreso a la planta, ubicada en la avenida Mitre. “Decidimos no hacer marchas porque Caleta está festejando su aniversario, y no queremos quedar mal ante la sociedad”, argumentaron.

“Somos 480 personas en total que no cobramos desde la segunda quincena de agosto ni un centavo”, dijo Gonzalo Orellana, integrante de la cooperativa El Dorado que trabaja para la planta pesquera de Barillari. La otra cooperativa filetera es “20 de Noviembre”, cuyos integrantes están en la misma situación.

Los fileteros -la mayoría son mujeres de origen boliviano y residen en el barrio Tres de Febrero- están sumamente preocupados porque desde la gerencia les comunicaron que si esto sigue así, “se cerrará la planta”.

Desde agosto, entonces, están cobrando un subsidio “provisto por el gobierno nacional de 600 pesos, pero no todos; quedaron 50 personas afuera”. “Cuando quisimos cobrar los cheques, rebotó todo en el banco, algo más de 400 mil pesos”, agregó Orellana, y aseguró que, en un contacto telefónico con algunos directivos de Barillari, está firme la posibilidad de cerrar esta planta, tal como sucedió hace dos meses en Rawson.

“Nos dicen que la planta no tiene plata, que está endeudada hasta el moño”, fue la frase que utilizó para graficar dramáticamente la circunstancia.

Ellos aguardarán a que el lunes comparezca en la planta local uno de los gerentes, Oscar Mazzeo. Previamente, los operarios aseguraron que mantuvieron un contacto con Rodolfo Beroiz, subsecretario de Pesca de Santa Cruz, quien les comunicó que el “intermediario será el intendente (Fernando Cotillo)”.

Comentá la nota