Obras sigue de shopping.

Oroná y Alloatti se suman a Espil, Gaby Fernández y Glinberg. También suena Lábaque.
Se veía venir un cambio pero nadie imaginó que sería de tal magnitud. Obras Sanitarias debió disputar la permanencia para poder jugar la Liga Nacional 2009/2010, luego de quedar 13° de 16 equipos. Tras ganarle la serie por 3 a 0 a Ben Hur (el peor equipo del torneo), la dirigencia del Tachero decidió pasar la escoba y renovar a su plantel casi por completo para cambiar la imagen del club. La idea fue tomada con una gran seriedad y ahora algunos ya los incluyen entre los candidatos al título.

El equipo de Núñez sumó ayer a su plantel a Gustavo Oroná, que viene de jugar en Libertad de Sunchales, y a Alejandro Alloatti, de Lanús. Además, dicen que tienen casi confirmado al base Bruno Lábaque, que viene de salir campeón con Atenas de Córdoba. Desde hace tiempo que es difícil encontrar una noticia sobre fichajes que no incluya a Obras. El club comenzó asegurándose la continuidad del base juvenil Cristian Cortés y luego incorporó rápidamente al pivote de Náutico Hacoaj Federico Glinberg. Después, llegaron los experimentados Gabriel Fernández y Juan Espil, ambos provinientes de Boca.

El presidente, Fabián Borro, explicó que la intención es "pelear arriba y luchar por los primeros puestos". El técnico, Carlos Duro, uno de los pocos que mantuvo su puesto en el equipo Tachero, será clave para lograr ese objetivo. Mientras los otros clubes se mueven menos, Obras compra y compra.

Comentá la nota