OBRAS SANITARIAS HARÁ CONTROLES ALEATORIOS A DOMICILIO PARA CONSTATAR LA POTABILIDAD DEL AGUA

Personal de Obras Sanitarias desde la próxima semana estará encarando por segundo año consecutivo una nueva modalidad de trabajo y control del agua potable que llega a los hogares de la ciudad, es que se comenzará a visitar domicilios particulares, en distintos puntos de la ciudad, donde se solicitará una muestra sacada de las canillas interiores que será luego analizada y así, no solamente garantizar la potabilidad del agua, sino además terminar con mitos sobre su estado.
El director del área, Carlos Carazo, dijo que esta modalidad de trabajo, realizada el año pasado, “llevó mucha tranquilidad a la familia riograndense ya que consiste en tomar muestras de agua en los domicilios particulares elegidos al azar y de esa manera entregamos con posterioridad los resultados de los análisis”.

“Estaremos llegando a cada casa sin previo aviso, se elige el sector dos o tres vecinos por día y se hablará con ellos para poder tomar una muestra y luego acercarles los resultados”, reiteró Carazo.

El funcionario explicó que esto se comenzó a implementar ya que “el agua que llega a los vecinos de por sí, desde la red, es potable y no debería haber problemas”, pero en algunos casos “hay vecinos que tienen tanques o cisternas de reserva y es muy importante que tomemos las muestra porque los tanques tiene que ser limpiados contante y sistemáticamente, tal cual lo hacemos nosotros con las cisternas”.

Destacó que “si hay gente que tiene un tanque de reserva, sería bueno que nos pida que le hagamos un análisis de agua, todo aquel vecino que tenga una situación así”, solicitó el funcionario municipal.

Actualmente en la planta de El Tropezón se produce cerca de 240 litros de agua por persona, tomando como parámetro una población estimada de 90 mil habitantes. Esa cifra es por demás interesante, por lo cual en los próximos días Obras Sanitarias estará dando a conocer un estudio sobre la cantidad de fondos que el Municipio debe invertir por año para la potabilización del agua por habitante, con el fin de que se tome conciencia sobre el uso racional y medido del elemento vital.

“En pocos días estaremos presentado este estudio a la comunidad con todas las estadísticas de producción y lo que se gasta por litro de agua potabilizado, para que la comunidad tenga en claro lo que cuesta esto y por otro lado la enorme producción que se hace y que la planta está produciendo al máximo, no puede producir mas de lo que produce”, insistió Carazo.

Comentá la nota