"Las obras son responsabilidad de los que las dirigen técnicamente"

El director de Fiscalización de Obras Civiles de la Municipalidad ingeniero Víctor Marcelo Amado deslindó ayer cualquier tipo de responsabilidad municipal en los accidentes por derrumbe en dos obras en construcción en esta ciudad, uno de ellos con una víctima fatal.
Consultado en el programa "La ciudad que queremos" por FM YA de Nuevo Diario (89.5) Amado dijo que "toda obra que se aprueba habilita su inicio y en esa documentación figura el responsable técnico, en ningún momento la Municipalidad tiene responsabilidad sobre la obra, sino que esta recae sobre el director técnico de la empresa que construye".

Indicó que cada construcción tiene un responsable de proyecto, que es la idea, un director técnico, que es el responsable directo sobre las cuestiones de la iniciativa y alguien a cargo de la ejecución, que es quien materializa el trabajo. "Ante cualquier problema, la responsabilidad está a cargo del director técnico y eventualmente es responsable el ejecutor" precisó Amado. El funcionario dio detalles técnicos de los accidentes en Alvarado y Gorriti y Buenos Aires 135, donde hubo desprendimientos de suelo.

En el primero de los casos explicó que "cuando se hace una excavación, el talud queda al descubierto con una pendiente de noventa grados; ese talud, tiene un auto sustentación hasta cierta altura, que es determinada por los estudios de suelo y en condiciones normales de humedad no tiene que desprenderse. Dijo Amado que pudo ver la presencia de humedad. Cuando se desprende el suelo, cualquier neófito se puede dar cuenta por el brillo que presenta el sueldo propio del material excesivamente húmedo.

El sueldo de ese terreno es limoso arcilloso, fino y tiene sustentación propia en condiciones de humedad normal, natural del suelo. Pero cuando se humedece pierde sustentación. Advirtió que la humedad no necesariamente puede notarse en la superficie y se desprendió una faja de sueldo de casi 80 centímetros de espesor.

Respecto a la construcción en calle Buenos Aires al 100, que también tuvo un derrumbe, Amado dijo que se produjo desmoronamiento de menor envergadura de parte del talud.

Hay un obrador justo encima y cedió parte del talud, posiblemente por vibraciones del pavimento, no se notó presencia de humedad pero sí agrietamientos de una pequeña vereda del obrador.

Comentá la nota