Más obras: el puerto local continúa su crecimiento

Los pasados fueron días importantes para el Puerto de San Nicolás, una institución que hacia inicios de 2008 había trazado un ambicioso plan de crecimiento. Luego de la explosión de la crisis mundial, esas iniciativas estuvieron rodeadas por alguna incertidumbre. Ahora se conoció un avance en las gestiones para el desembolso de 25 millones de dólares.
Cuando hacia mediados del año pasado se produjo el quiebre financiero que sumió al mundo entero en una profunda crisis económica, el Puerto de San Nicolás se hallaba inmerso en un ambicioso plan de crecimiento. El Ministerio de la Producción había anunciado importantes obras para todas las terminales portuarias de la provincia, y la de San Nicolás sería una de las que recibiría las mejoras estructurales más importantes. Como en todos los sectores, como en todos los rubros, como en todas las esquinas, la crisis echó oscuro su manto de incertidumbre sobre esos proyectos.

Sin embargo, Luis Herrera, delegado Administrador del puerto local, siempre se mantuvo confiado en el progreso de lo planeado. Y durante la semana que pasó se conocieron auspiciosas novedades para el puerto. La primera tuvo que ver con el avance en las gestiones para formalizar el cumplimiento del primer desembolso del crédito de 59 millones de dólares que permitirá mejorar la infraestructura de 4 puertos de la provincia de Buenos Aires. El puerto local tiene asignados 25 millones de dólares en distintas obras, es decir el 53% de los fondos aportados por el Fonplata.

La otra buena nueva tuvo que ver con la apertura de la licitación privada para la provisión e instalación del "Sistema de Circuito Cerrado de Televisión-PBIP", que contenía un presupuesto oficial de alrededor de 450 mil pesos, y un plazo de ejecución de 120 días.

Fondos

La primera novedad se conoció luego de que el ministro de la Producción, Martín Ferré, se reuniera con una misión técnica del Fondo para la Cuenca del Plata (FonPlata) en donde se avanzó en las gestiones para formalizar el cumplimiento del desembolso del crédito de 59 millones de dólares.

Acompañado por el subsecretario de Actividades Portuarias provincial Luis Abot, el ministro de la Producción Martín Ferré sostuvo que "este acuerdo es el reflejo del trabajo en conjunto que se viene realizando desde hace tiempo para que nuestros puertos sean cada vez más competitivos dentro de la región, uno de los ejes trazados por el gobernador Daniel Scioli".

Las obras encaradas en los distintos puertos provinciales, comentó Abot, "tienen como objetivo que las terminales se constituyan en plataformas estratégicas al servicio del desarrollo del comercio y la producción local".

El préstamo otorgado por un total de 59 millones está compuesto por 47,2 millones del empréstito internacional y 11,8 millones de contraparte provincial. Tendrá un plazo de 20 años con 2 de gracia, para el mejoramiento de la infraestructura de los puertos fluviales de San Nicolás, Dock Sud, San Pedro y La Plata, con el fin de incrementar su competitividad.

Más del 90% del monto total del Programa de financiamiento está destinado a obras, e incluye también un componente institucional que pretende dotar a las autoridades de herramientas de gestión objetivas para fortalecer la capacidad de gestión de la Subsecretaría de Actividades Portuarias.

En San Nicolás

El FonPlata es un ente integrado por la Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Brasil, que busca apoyar técnica y financieramente a iniciativas de desarrollo armónico e integración en el ámbito de los países miembros de la denominada Cuenca del Plata.

Con motivo de este empréstito, había arribado al Puerto de San Nicolás una misión del Fonplata compuesta por el Ing. Eduardo Roudé y el Lic. Angel Támez; estuvieron acompañados en la visita por la Lic. Claudia Casal (funcionaria del Ministerio de Economía Nación) y los funcionarios de la Subsecretaría de Actividades Portuarias: Lic. Juan Picasso, Ing. Omar Jiacontini, Ing. Dora Palacios y Lic. Adriana Linares.

Durante más de una hora se desarrolló una reunión de trabajo con el staff del puerto, se mostraron imágenes sobre el Área Portuaria, sus accesos carreteros y ferroviarios, las potenciales áreas propias para desarrollo de actividades comerciales y la del sector privado, sitas en el entorno o en zonas de trazas de nuevos ingresos proyectados a futuro. Asimismo, se brindó información sobre el potencial crecimiento comercial que se obtendría con la aplicación de estos fondos.

Por último, se realizó una recorrida exhaustiva por la Zona Portuaria, principalmente aquella donde se van a realizar las obras, que constan de: la construcción de un muelle de 250 metros en la zona norte a continuación del ya existente, la potenciación -con última tecnología- de cuatro grúas (dos de 27 toneladas y dos de 20), la construcción de una balanza ferroviaria y otra de camiones, la construcción de un nuevo edificio para personal de operaciones (oficinas, vestuarios, comedor, sector de enfermería) y la adquisición de dos motoestibadoras chicas y de otras dos grandes.

Licitación

Días más tarde se llevó a cabo en el puerto de San Nicolás, la apertura de la licitación privada para la provisión e instalación del "Sistema de Circuito Cerrado de Televisión-PBIP", que contenía un presupuesto oficial de alrededor de 450 mil pesos, y un plazo de ejecución de 120 días.

Presentaron ofertas cinco empresas: Xiden, Probyp, Raf Ingeniería, Sutil y Getterson. En los próximos días, las ofertas serán evaluadas formal y técnicamente, procediéndose a su preadjudicación.

Con esta obra, quedarán instalados distintos equipos informáticos y de comunicación, que permitirán dar cumplimiento a lo indicado por el Código Internacional de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP).

Todo puerto que opere cargas internacionales, debe establecer una zona restringida, donde los niveles de control en sus instalaciones requieren de distinto tipos de dispositivos a efectos de reducir al máximo el nivel de vulnerabilidad ante actos delictivos de todo tipo que pudieren originarse.

El Puerto de San Nicolás cuenta con una zona restringida de aproximadamente 120.000 metros cuadrados con un perímetro de 1500 metros lineales, delimitado en un 90 por ciento por alambrado con doble sistema antiescalamiento, mientras que el resto lo constituye un muro de mampostería de similar altura y sistema antiescalamiento.

Por otro expediente, se está tramitando ante los organismos provinciales, la "Provisión y Colocación de Alarmas Perimetrales y Control de Accesos" mediante tarjeta magnética, tanto para vehículos como para personas, obra que será interconectada con el sistema de cámaras de TV. Se prevé que durante setiembre, todo esté listo para su licitación.

Comentá la nota