Obras públicas sospechadas: según la AGN, "las cifras hablan por sí mismas"

Obras públicas sospechadas: según la AGN, "las cifras hablan por sí mismas"
El auditor Despouy volvió a marcar irregularidades en la gestión de Jaime.
El presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, le recomendó ayer al secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, leer "todos los informes" que el organismo de control hizo sobre el área a su cargo en los últimos años.

"Las cifras hablan por sí mismas", dijo Despouy sobre la última auditoría realizado por el organismo que encabeza y que Schiavi cuestionó el domingo. El informe había sido publicado ese día por este diario.

Ayer, en un reportaje con Clarín, el secretario de Transporte se desligó de su antecesor, Ricardo Jaime, defendió la política ferroviaria llevada adelante por el kirchnerismo -incluidos los polémicos subsidios- y aseguró que en la dependencia a su cargo "se tomaron muchísimas de las cosas que el auditor está planteando" (ver recuadro).

"Es importante que Schiavi lea todos nuestros informes sobre Transporte, que vienen desde antes de la gestión de Jaime y que se prolongan durante la gestión de Jaime, donde hay recomendaciones muy importantes, muy útiles", dijo por la mañana Despouy al canal de cable Todo Noticias (TN).

"En el caso concreto de la gestión de Jaime han sido tantas las irregularidades que han dado lugar a una enorme litigiosidad no encarada desde la Auditoría sino desde muchos otros sectores que han presentado querellas, denuncias, etcétera", añadió el titular de la AGN.

Sobre el último informe, relativo a los subsidios recibidos por los concesionarios del servicio de ferrocarril para las obras en el área, Despouy sostuvo que "lo más importante es la significatividad de los montos".

Se trata de 1.817 millones de pesos manejados de manera poco transparente, de acuerdo con el informe de la AGN. El informe cuestionó básicamente que haya quedado en manos de las concesionarias la ejecución de esas obras con los subsidios del Estado. Las empresas salieron a defenderse. Metrovías dijo el domingo haber "respetado todas las previsiones del contrato de concesión" y ayer Trenes de Buenos Aires (TBA) hizo lo propio.

"El Estado debe comprobar efectivamente si los recursos han tenido el destino para el cual han sido afectados y, al mismo tiempo, si se ha cumplido efectivamente la rendición de cuentas para poder definir una reasignación de los nuevos subsidios", explicó ayer Despouy.

"De lo contrario se podría estar frente a la posibilidad de encubrir irregularidades o bien fomentar en la continuación de esas irregularidades, si el Estado no tiene un adecuado resguardo de la rendición de cuentas", agregó el funcionario.

La AGN es el órgano de control que asesora al Congreso en la fiscalización del uso de los fondos presupuestarios por parte del Poder Ejecutivo. Por ley, es presidido por un representante designado a propuesta de la oposición.

Despouy aclaró que el último informe sobre Transporte "no fue sometido a votación" sino que "fue aprobado por consenso".

Y recordó que entre los firmantes se encuentran dos representantes del oficialismo en el organismo.

Comentá la nota