Obras Públicas ya dio de baja a 130 contratados.

Ayer hubo una asamblea de trabajadores de la que participó ATE. El subsecretario de Infraestructura Pública, Marcelo Zanotti se comprometió a mantener las fuentes laborales.
Empleados del Ministerio de Obras y Servicios Públicos realizaron ayer una multitudinaria asamblea por la preocupación creciente que hay a raíz de las medidas de ajuste que se estarían implementando en el organismo. Según información que maneja el gremio ATE, no se renovaron los contratos a 130 personas en la Capital e interior provincial y hay temor porque se pueda seguir prescindiendo de más agente. La crisis financiera habría sido determinante para iniciar una restricción del gasto que el área hace en personal. Aunque autoridades del organismo aseguraron que se conservarán los actuales puestos laborales, los trabajadores decidieron mantenerse en estado de "alerta" y no descartan medidas de fuerza.

La asamblea se concretó ayer por la mañana frente al edificio donde funcionan las oficinas que el Ministerio tiene por calle Chacabuco al 800, y participó un numeroso grupo de personas.

Allí se escucharon distintas versiones que estarían circulando sobre el ajuste de personal, fundamentalmente una que da cuenta de que Obras Públicas no renovaría diversos contratos, tanto de locación de obra como de servicios.

El ministerio que conduce Juan Acuña se convirtió en los últimos tiempos en uno de los principales empleadores del ámbito público, especialmente en el período previo a las elecciones. Es que para realizar trabajos por administración, como la ejecución de nuevas obras o el mantenimiento de las ya levantadas, suele contratar por plazos de dos o tres meses a gran cantidad de personas. Estos contratos, normalmente, suelen renovarse y los agentes destinados a otras tareas dentro de la misma estructura ministerial.

Sin embargo, la crisis financiera y el ajuste obligado que tuvo que implementar el gobernador Eduardo Brizuela del Moral estaría traduciéndose directamente en la reducción del número de personal temporario del organismo.

Respuesta

En el marco de la asamblea, se hizo presente el titular de la filial local de ATE, Arnoldo Núñez, quien se entrevistó con el subsecretario de Infraestructura Pública, Marcelo Zanotti.

Según dijo el gremialista, el funcionario se habría comprometido a mantener el personal y a revisar la situación de los contratos dados de baja.

"El subsecretario garantizó la estabilidad laboral, aunque dijo que iba a reunirse en las próximas horas con el ministro Juan Acuña", dijo Núñez.

El gremialista añadió que Zanotti prometió "revisar los números", porque hubo despidos en la Capital y en el interior de la provincia. "Los contratados no pueden pasar a planta permanente, salvo que lo determine el Gobernador", expresó.

De paso, el sindicalista cuestionó a Brizuela del Moral porque en su discurso del 1º de mayo "no habló nada de aumento, ni de las categorizaciones, pero en cambio salió a defender a algunos de sus colaboradores que están cuestionados".

Comentá la nota