Obras para revalorizar templo de San Francisco

Se iniciaron las obras para recuperar y revalorizar los techos del Templo San Francisco, una de las construcciones arquitectónicas más antiguas de nuestra ciudad. Además del innegable valor religioso y artístico del templo, en el interior se atesoran objetos de incalculable valor histórico: la mesa donde se firmó el acta de la independencia y la primera bandera nacional enarbolada en Tucumán el 8 de Octubre de 1814 son algunos objetos destacables.
El Intendente Domingo Amaya observó ayer los trabajos que se efectúan en la cubierta de la cúpula y muros, donde se aplicará un moderno sistema para eliminar la humedad.

"Recuperar este monumento histórico para la ciudad de San Miguel de Tucumán es muy importante. No olvidemos que la orden de los franciscanos acompaña a la población tucumana desde su fundación en Ibatín en 1565, y luego de varios traslados se instalaron en este edificio. Hoy, después de más de 100 años, se está concretando la única intervención de gran importancia emprendida para recuperar el templo", expresó el Intendente Amaya.

La revalorización significa , además, rescatar parte de la historia de Tucumán, ya que se encuentra en el corredor histórico de nuestra ciudad y es uno de los cinco monumentos nacionales de San Miguel de Tucumán. El jefe comunal expresó que "con los trabajos se revaloriza nuestro patrimonio arquitectónico para que la ciudad reciba el Bicentenario de nuestra Independencia en el 2016 con su legado histórico recuperado para los tucumanos que hoy hacen nuestra ciudad, y para que las próximas generaciones puedan conocer como se hizo la historia de Tucumán".

Además del innegable valor religioso y artístico del templo, en el interior se atesoran objetos de incalculable valor histórico: la mesa donde se firmó el acta de la independencia y la primera bandera nacional enarbolada en Tucumán el 8 de Octubre de 1814 son algunos objetos destacables. Frente al Altar mayor se encuentra inhumados los restos de Monseñor Molino, quien fuera prosecretario del histórico Congreso de 1816.

Tras la gloriosa batalla librada por Manuel Belgrano en 1812 contra los realistas, en el espacio que hoy ocupa una de las alas del templo se constituyó en una improvisada enfermería para los heridos en combate.

Adosado al templo, el Convento de San Francisco fue construido en 1902 sobre cimientos del templo jesuita. Actualmente, el convento consta de un patio central arbolado rodeado de galerías. Antaño, numerosos túneles subterráneos nacían en este predio y comunicaban con distintos puntos de la ciudad.

Se está revalorizando el techo del templo de manera integral, ya que los desperfectos en las cubiertas son la principal causa del deterioro que sufre el interior de la iglesia. También se repararán los muros exteriores del templo sobre calle San Martín.

Los trabajos consisten en reemplazar las cubiertas y desagües de los techos para minimizar los riesgos de anegamiento sobre la bóveda y muros. Se están restaurando los revoques, y reparando cúpulas, vigas, correas y canaletas. Estos trabajos se complementan con la reciente instalación de un sistema electro-osmótico conocido como "Water Tec" para resolver el problema de la humedad. Este sistema se aplicó con resultados exitosos en el Museo de la Industria Azucarera "Casa Quinta Obispo Colombres", durante los trabajos de revalorización integral que la Municipalidad realizó en el 2008.

Se prevé que los trabajos en el templo San Francisco demandarán 8 meses y se organizarán de manera que no interrumpan las actividades diarias en el templo.

Cabe recordar que previamente el Intendente Domingo Amaya firmó con la Dirección de Arquitectura de la Nación un acuerdo para desarrollar esta primera etapa de las obras en los techos del claustro, financiadas por el Gobierno Nacional. A partir del estudio museológico de los murales que se efectuarán durante las obras, se gestionará ante la Nación la financiación para avanzar con una segunda etapa de recuperación.

Comentá la nota