No hay obras nuevas para Catamarca

El presupuesto 2010 que el Gobierno nacional envió al Congreso Nacional contempla casi las mismas obras para Catamarca en comparación con los dos últimos proyectos elaborados por el kirchnerismo. El monto previsto para la provincia es de $ 85 millones, unos 33 millones más en comparación con el proyecto de 2009, pero significa la misma previsión económica que la Casa Rosada había asignado para Catamarca en 2008.
Para el próximo ejercicio contempla obras tales como la perforación del yacimiento de uranio en Fiambalá; obras de pavimentación en las rutas nacionales 60, 40 y 38, la avenida de circunvalación, la pavimentación de la ruta nacional 60 hasta el límite con Chile; y el sistema de agua potable para la ciudad de Andalgalá -entre otras- que ya habían sido contempladas en propuestas anteriores (ver listado). Las partidas previstas se incrementan a partir de los mayores costos que tiene la obra pública por el efecto de la inflación.

El ingeniero Carlos Palacios, coordinador de Políticas Públicas de la vicegobernación, confirmó que no aparecen nuevos emprendimientos para la provincia. El asesor del kirchnerismo local interpretó que la implementación de las mismas líneas de acción en comparación con años anteriores se debe a que varias de ellas están en ejecución, ya que el proceso se inicia con el llamado a licitación por cada uno de los proyectos. También confirmó que está prevista una partida para la continuidad del dique El Bolsón.

Por otra parte observó que existe un incremento de las asignaciones destinadas a la seguridad social. En declaraciones a Radio Ancasti sostuvo que estos fondos específicos se incrementaron en un 86% y están destinados a la atención de programas que dependen de Desarrollo Social y que son de afectación especial.

Palacios explicó que para 2010 la partida para Catamarca es de $ 3.023.507 pesos. Para este año, el monto asignado había sido de $ 1.622.562. Agregó que, según el lineamiento que bajó la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, se destinará para la generación de nuevas fuentes de trabajo.

Beneficio para diferimientos

Por otra parte, Palacios destacó la decisión del Gobierno nacional de sanear la situación legal de 35 diferimientos impositivos.

Como informó ayer El Ancasti, el proyecto de presupuesto otorga seguridad jurídica a aquellos proyectos que no podían utilizar beneficios otorgados por el régimen de Promoción porque la AFIP no reconocía las reasignaciones o reformulaciones realizadas por la provincia.

A través del artículo 33, se faculta al Poder Ejecutivo nacional a modificar anexos de dos decretos de los años 2006 y 2007 y sanea errores que se habían cometido al excluir aquellos emprendimientos como beneficiarios del régimen de promoción.

Comentá la nota