Obras en marcha, pese a las versiones

Las informaciones que surjen de los medios nacionales no son del todo alentadoras. Más bien son, al menos, preocupantes. Es en referencia al eventual retiro de apoyo económico de parte del Gobierno hacia las obras que se llevan a cabo en diferentes distritos del territorio provincial, como consecuencia del negativo resultado que tuvo para el oficialismo el acto electoral del 28 de junio pasado.
Frente a estos comentarios,

El Diario realizó una recorrida por las obras que comenzaron tiempo atrás, y pudo observarse que los trabajos continúan avanzando.

Habían surgido algunos inte-rrogantes respecto de la repavi-mentación de la ruta provincial 55, desde la avenida Centenario hasta el acceso a Los Pinos, ya que luego de dar inicio a las obras hace varios días que se observa inactividad.

La respuesta surgió en forma oficial desde la comuna, indicando que "la Secretaría de Obras y Servicios Públicos solicitó en los últimos días un informe a la empresa Concret Nor S.A sobre el estado de avance de la obra de repavimentación de ruta 55. Según se informó la empresa se encuentra abocada en este momentos al armado de la planta asfáltica y del obrador central en el predio ubicado al pie del autodromo Juan Manuel, Fangio. A tal efecto se están vinculando las diferentes partes móviles de la planta (tolvas, cintas transportadoras, elevadores, hornos secadores, tanques, caldera y filtros etc., al tiempo que están llegando en estos días los contenedores para oficina de la empresa, inspección de vialidad y laboratorio de asfaltos. Además se esta trasladando para su posterior montaje otra pequeña planta asfáltica que se coloca en forma paralela a la principal, la cual dosifica y precalienta el material proveniente del fresado de la vieja calzada, para poder reciclar el mismo y utilizarlo en las dos primeras capas de base de concreto asfáltico. Vale mencionar que la dependencia municipal en forma conjunta con la empresa decidieron no continuar por el momento con el fresado de la ruta a los efectos de no dificultar la transitabilidad en la misma, y avanzar en el armado de la planta que permita comenzar a colocar la nueva carpeta, tarea que estaría iniciándose en el transcurso de los próximos 15 días".

En tanto se puede apreciar la labor de obreros y maquinarias en la obra de ampliación de la avenida San Martín y también avanzan los trabajos en la avenida de Circunvalación, donde en la tarde de ayer las tareas estaban centradas en la nivelación del terreno, a lo largo de varias cuadras.

También en la recorrida realizada por este medio se pudo observar un sostenido avance en el tendido de la red cloacal en el barrio «General Belgrano».

"OBRAS EN LA CUERDA FLOJA"

Más allá de lo que por estos días se observa en nuestra ciudad, algunos medios capitalinos hacen referencia a la situación que se estaría planteando a nivel del Gobierno con relación al futuro apoyo económico para el desarrollo de las obras en el territorio bonaerense.

En ese sentido se informó que "la derrota electoral de Néstor Kirchner desactivó uno de los programas estelares de la campaña: el reparto de proyectos y fondos para obras. Los intendentes empiezan a preocuparse e imaginan una revancha porque sacaron más votos en los cargos locales. Antes de las elecciones, eran una prioridad para la Quinta de Olivos. Ya no. Tras la derrota del 28 de junio, varios de los principales intendentes pero-nistas bonaerenses empezaron a sentir el frío de los Kirchner. Algunos temen que Néstor los someta a su vendetta más clásica, que consiste en el freno de los envíos de fondos con los que antes solía alegrarlos. Sus últimos pasos desesperan a los intendentes, expertos conocedores de las ciencias de la extorsión político-financiera".

Agrega el artículo que "en la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Planificación Federal avisó que habrá una impasse de 30 días en el pago de los fondos destinados a las obras públicas municipales. En el Gobierno aseguraron que el tema se solucionará en un mes, y que los inconvenientes no se deben a la política, sino al "de-sorden administrativo producido por la campaña. Los intendentes esperarán pacientes antes de iniciar sus quejas. A pesar de eso, ya saben que algunas de las obras que anunciaron a sus vecinos nunca se harán: son las que arreglaron cara a cara con Kirchner, en Olivos, en los tiempos en que aún el Gobierno no había adelantado las elecciones a junio".

Comentá la nota