Obras hídricas comunitarias para las familias campesinas aborígenes

El acceso al agua constituye uno de los aspectos más importantes para la agricultura familiar, sobre todo en zonas áridas como la puna jujeña.
Con un enfoque de encadenamiento productivo y desarrollo integral, la Comunidad Aborigen Distrito San Miguel de El Colorado (Puna Sur) decidió encarar un conjunto de obras hídricas en diferentes parajes y comunidades ubicadas en el sector oriental de Salinas Grandes. Con ésta iniciativa se espera beneficiar a 35 familias de pequeños productores.

En la comunidad de El Colorado se iniciaron mejoras en la infraestructura de riego con vistas a incrementar la producción de forraje en pequeñas parcelas y asegurar el alimento para el ganado durante el período de sequía. Para ello se sustituyó la válvula de regulación de la represa principal, y se iniciará un entubado de 120 mts. del canal principal que abastece a éste reservorio. Con mayor disponibilidad de agua, se planea recuperar suelos en desuso, llevando a 15 ha la superficie irrigada en la comunidad.

Por su parte, la comunidad de El Carrizal está refuncionalizando sus represas de tierra, mediante la impermeabilización con hormigón y membranas plásticas, y mejorando la eficiencia de sus circuitos de distribución de agua, por medio del entubado y la instalación de compuertas. Además, con el propósito de incrementar los caudales para las 8 hectáreas de terreno aptas para riego con que cuenta la comunidad, se instalarán drenes en los lechos de quebradas y ríos para la captación del agua subterránea.

Obras hídricas similares se están ejecutando en la comunidad de Casa Colorada, mientras que en el paraje de Agua Blanca se tiene prevista la instalación de sistemas de bombeos alternativos para extraer agua subterránea, destinada a la bebida de los animales y el consumo familiar.

Comentá la nota