Obras: caciques opositores hablan de discriminación

Conceptos que contienen la palabra "resignación", "pena" o "discriminación" son parte de léxico empleado por los intendentes de la oposición luego de conocer que el proyecto del Presupuesto Nacional contempla obras para Mendoza pero solamente estarán radicadas en municipios justicialistas y la mayoría con fecha de inauguración para el 2011. Así figura en las planillas de "Contratación de obras o adquisición de bienes y servicios que inciden en ejercicios futuros".
En ese listado, no aparece ninguna obra con asiento en departamentos conducidos por el radicalismo o el cobismo. En el caso de las dos comunas demócratas, quien obtuvo una porción de la torta fue San Carlos, que conduce, Jorge Difonso. Entre las más municipalidades más agraciadas aparecen Las Heras y Maipú, seguidas por Guaymallén, San Rafael, Santa Rosa, Lavalle, Tupungato y Alvear.

Ahora los intendentes coborradicales aguardan por las noticias con que Celso Jaque regrese de Buenos Aires y tienen la esperanza que el mandatario cumpla con la promesa de convocarlos para discutir las necesidades y posibles formas de financiamiento que tiene Mendoza. "Hace dos meses que lo viene prometiendo", dijeron unánimemente y de paso aprovecharán la oportunidad "para preguntarle qué paso con las obras", confió Gustavo Pinto, de La Paz.

Al tantear el ambiente para saber como recibieron la noticia los jefes comunales del cobismo o la UCR, la respuesta fue categórica "mal, como siempre". "Pero hay que tener paciencia y resignación" dijo Eduardo Giner, de Tunuyán. Para cerrar el panorama cargó contra su coterránea, Patricia Fadel diputada nacional kirchnerista.

"Es una lástima que teniendo Tunuyán una diputada nacional, no esté el departamento más nutrido con obras", opinó.

En la misma línea, el intendente de La Paz se mostró lapidario con las autoridades nacionales y provinciales. "No es mera casualidad", después del famoso voto no positivo de Cobos no hay más nada para los amigos del Vicepresidente" lanzó Pinto.

Además recordó de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) de 100.000 pesos cada uno que recibieron únicamente las comunas del PJ, un mes antes de las elecciones del 28 de junio.

En este sentido Mario Abed , de Junín, también estuvo muy criticó: "Me da pena que no se nos tenga en cuenta. Es un discriminación, pero no a los intendentes sino a la gente", se lamentó.

Por su parte el jefe de Rivadavia, Gerardo Del Río, le apuntó a la Provincia: "Entiendo que (las obras presupuestadas) han sido priorizadas por el gobierno provincial" y le atribuyó esa responsabilidad al Gobernador porque "es quien ordena el gobierno".

La cara opuesta a los coborradicales es la del intendente de Luján Omar Parisi (PD). Pese a quedar afuera, le restó importancia. "Hay obras muy importante en ejecución (en Luján). Si se cumplen junto al plan de viviendas vamos a estar bien para el 2010", sostuvo.

Queda depositar las esperanzas en el presupuesto provincial. Aunque éste aún está en veremos y el ministro Francisco Pérez ya adelantó que "va a ser escasa" la obra pública nueva.

Comentá la nota