Obras en el arroyo Correntoso.

VILLA CONSTITUCION: La marcada bajante del río Paraná dejó al descubierto las consecuencias de la obra de dragado del canal de acceso al puerto local al arrojar el refulado, provocando la tapadura de la boca del arroyo Correntoso. Días atrás el senador provincial Héctor Aquino iniciaba las gestiones en la provincia para destaparla, aprovechando la bajante de las aguas.
Desde mitad del año pasado, voceros de los clubes náuticos y navegantes deportivos advirtieron sobre las consecuencias que provocaría el dragado del canal de acceso al puerto de Villa Constitución, si el refulado seguía siendo depositado donde lo expulsaba la draga, pero la misma siguió su curso hasta terminar el calado.

Al finalizar el trabajo, advirtieron que la boca del arroyo Correntoso se había tapado casi por completo con el sedimento que se había depositado para calar el canal. Cabe recordar que en agosto de 2007 con la firma del convenio entre el Ente Administrador del Puerto de Villa Constitución y la concesionaria de la Unidad II, Servicios Portuarios S.A., esta última asume el compromiso de realizar la obra de dragado del canal de acceso que oportunamente fue aprobada por Vías Navegables de la Nación; organismo de aplicación para la autorización de ese tipo de trabajos.

El senador Héctor Aquino navegó días atrás hasta la desembocadura del arroyo donde se pudo constatar a simple vista, debido a la pronunciada bajante del río; que el trabajo de la draga para destaparlo sólo se realizó en unos pocos metros, quedando al menos 500 metros de sedimento impidiendo la salida del Correntoso al Paraná.

En este contexto Aquino informó que se realizaron los reclamos en los diferentes estamentos provinciales y que la Secretaría de Aguas ya cuenta con dos antecedentes sobre este tema: una nota enviada por el mes de junio y otra más reciente firmada por el cuerpo legislativo local.

Junto con ello, el miércoles al mediodía, el senador provincial mantuvo una reunión en esa cartera provincial para buscar alternativas orientadas al calado de la boca del arroyo; obra considerada como urgente e importante debido al riesgo ecológico y sanitario que genera esta situación, si se tiene en cuenta que la cañería de la planta de cloacas desemboca directamente en este arroyo que actualmente, dadas estas condiciones; no tiene desembocadura al Paraná.

Como la empresa a cargo del dragado se había comprometido en destapar la boca del arroyo, y no lo hizo; lo que se está tratando de evaluar por estos momentos es la "letra chica" del contrato de la firma a cargo del dragado para determinar si estaba especificado la no afectación, ni modificación de los cursos de agua y el entorno de la zona.

"La idea es mientras se estudia el tema jurídicamente, tratar de hacer la obra ahora que está el río bajo y se puede controlar mejor. Yo pedí a la provincia que se evalúe la posibilidad de realizar la obra con medios propios y después ver si hay que reclamar a la empresa a cargo del dragado o la concesionaria por alguna posible responsabilidad", señaló Aquino.

Vía natural

El cierre del arroyo Correntoso trae aparejado la virtual desaparición de una de las mejores canchas de regatas del país. Pero es importante destacar que esta concurrida vía no solamente era utilizada por deportistas náuticos y amantes de la vida al aire libre. Constituía, también, la vía natural de circulación para una buena parte de los habitantes de las islas de la región y, en caso de emergencias, la forma más rápida de llegar a la ciudad o de recibir ayuda procedente de ella.

Comentá la nota