Las obras de alumbrado generaron un intenso debate en el Concejo

La oposición cuestionó el modo en el que el Ejecutivo encaró las obras de alumbrado especial. Objetó su costo y la forma en la que se publicaron los registros de oposición.
El Concejo Deliberante protagonizó ayer un acalorado debate en torno a las tareas de instalación del alumbrado público especial a través del sistema de contribución por mejoras que se están llevando adelante en diferentes barrios de Mar del Plata.

Durante la sesión, concejales de la oposición -en especial del Acuerdo Cívico y Social- se trenzaron en una extensa discusión con el bloque de Acción Marplatense, que admitió que hubo algunas ?fallas en la comunicación? hacia los vecinos a los que ahora se les está exigiendo el pago de las obras, pero defendió la continuidad del plan.

El debate se inició a partir de una cuestión previa de la jefa del bloque radical, Cristina Coria, quien hizo referencia a la ?inquietud? que existe entre los habitantes de varios sectores de la ciudad donde ya comenzaron a ser colocadas las columnas del alumbrado público especial.

Una vez que Coria planteó su preocupación en torno a este tema, hicieron uso de la palabra su compañero de bancada, Eduardo Abud y el edil Carlos Katz (Consenso Local) quienes formularon diversas críticas al modo en el que la gestión municipal está desarrollando las obras.

Más tarde se sumaron otros ediles como los oficialistas Santiago Bonifatti y Héctor Rosso, además de Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular Marplatense) y el socialista Juan Carlos Cordeu.

Si bien por algunos momentos el debate derivó en contrapuntos de índole política, las observaciones más consistentes de parte de la oposición estuvieron vinculadas al modo en el que el Ejecutivo difundió entre los vecinos el inicio de los trabajos y a la forma en la que confeccionó los registros de oposición que permiten que los frentistas que no estén de acuerdo se opongan a la ejecución de las obras. Según informó el Ejecutivo, los trabajos se están llevando adelante en 16 barrios. En algunos de ellos hubo objeciones por lo que -como sucedió en El Progreso- se distribuyeron 900 cartas dándole la opción a los vecinos de volver a rechazar los trabajos. Según la Delegación del Puerto, hasta ayer había recibido sólo 9 respuestas en ese sentido.

Fuertes cruces

El debate de ayer en el Concejo se desarrolló con la presencia de algunos vecinos de barrios donde surgieron cuestionamientos al plan de la gestión de Gustavo Pulti, quienes apoyaron las intervenciones de los concejales del Acuerdo Cívico y Social y abuchearon a los concejales oficialistas.

El concejal Katz sumó además a la discusión un dato en torno al cual pretendió sembrar suspicacias. Concretamente se refirió a la existencia de una sociedad anónima vinculada a la ejecución de las obras de alumbrado, que estaría integrada por el dirigente vecinal de López de Gomara, Juan Junacovich, que en los últimos días salió al cruce de otros fomentistas ligados a la UCR -como es el caso de los de El Progreso y San Martín- que fueron los más activos cuestionadores del plan de alumbrado.

En concreto, Abud criticó la escasa difusión que el Gobierno le dio al plan antes de que diera comienzo, considerando que si se hubiera hecho una comunicación eficaz los vecinos hubieran tenido la posibilidad de oponerse a la ejecución de los trabajos. También criticó el papel del ingeniero José María Conte al frente del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado y señaló que no es clara la información sobre cuál será el costo final de los trabajos para cada frentista. Según dijo, el modo en el que la comuna publicó en los medios los registros de oposición provocó que "ni las sociedades de fomento ni los vecinos" supieran de antemano que en su cuadra se llevaría a cabo la obra por la que ahora deberán pagar.

Luego Abud pidió que el Concejo aprobara un proyecto de comunicación solicitándole al Ejecutivo que extienda el plan de pagos para que en vez de 12 sea de hasta 24 cuotas mensuales.

A su turno Carlos Katz planteó sus dudas sobre los motivos por lo que aparentemente, un vecinalista de López de Gomara aparece dentro de una sociedad relacionada con las obras de iluminación y le pidió al Ejecutivo que revise el modo en el que está llevando adelante el plan de alumbrado especial y tome la decisión de suspenderlo por "48 ó 72 horas" para hacer un replanteo.

El edil de Acción Marplatense Santiago Bonifatti tuvo una respuesta más que encendida hacia las críticas de la oposición y en especial hacia Carlos Katz, sobre quien aseguró "haber llevado el debate hacia un lugar que no lo beneficia en lo más mínimo". Puntualmente Bonifatti lo acusó de hacer "denuncias infundadas, con poco prueba, mucha sospecha e intriga" y destacó que si su intención era la de sembrar dudas sobre la transparencia de la actual gestión recordara que durante la gestión de su hermano al frente de la intendencia "hubo 12 procesados ante la Justicia" y hasta le enrostró que el ex subsecretario de Gobierno, Sergio Paleo, se encuentra vinculado a una denuncia en torno a su actuación en la Oncca.

Luego de eso el edil reconoció que la comunicación previa al inicio de las obras por parte de la comuna "no fue eficaz". Pero a renglón seguido sostuvo que "una cosa es cuestionar el cumplimiento de la ordenanza y otra es si la comunicación fue eficaz", asegurando que el Ejecutivo respetó los términos legales de la contribución por mejoras en ese aspecto.

Más adelante trató de despejar dudas sobre los costos de las obras, explicando que los trabajos "se licitaron y se adjudicaron públicamente" siguiendo las normas que existen al respecto. "Alentar a un vecino a que se presente en una casa de iluminación a solicitar un presupuesto de los costos de una columna sin tener en cuenta las calidades técnicas, los seguros o el personal, es una maniobra falaz para confundir", sostuvo.

Finalmente Bonifatti consideró que "cuando se discute si los vecinos pueden pagar o no" el costo de los trabajos, se debe tener en cuenta que la ordenanza de la contribución por mejoras "tiene herramientas" que contemplan caso por caso, para por ejemplo, eximir a quienes demuestren no estar en condiciones de hacerle frente a los gastos.

Hacia el final del debate, el concejal Garciarena tomó la palabra para plantear su apoyo al "instituto de la contribución por mejoras", pero consideró que "no debe ser bastardeado" por lo que señaló que "si el mismo oficialismo reconoce que la comunicación se hizo mal deberían volver a hacerse los registros de oposición".

Comentá la nota