Una obra social que usan estudiantes del NOA en Tucumán

El servicio cubre a unos 5.000 afiliados.
En las estadísticas de ASPE, la Acción Social para Estudiantes que se creó en 1963 durante la gestión del rector de la UNT, Eugenio Flavio Virla, se transparenta la todavía marcada presencia de alumnos de las otras provincias del NOA en la Universidad. Si bien el 56% de los 5.000 estudiantes afiliados son tucumanos, el 44 % proviene de otras provincias, en su mayoría del NOA. De la masa de afiliados, el 69% son mujeres.

Hace ya cuatro décadas, el proyecto nació por una propuesta de un grupo estudiantil y fue aprobado por el Consejo Superior, con el objetivo de crear un servicio médico para atender las necesidades de salud de los estudiantes universitarios que no tenían obra social. Lo curioso es que la mayoría de los ingresantes a la Universidad no conocen el servicio, y llegan por primera vez a un consultorio, por casualidad, y después de haber cursado dos y tres años de carrera. Elvira Soto, lleva tres años en Derecho y recién este año se enteró por una compañera, que la Universidad les brindaba atención médica gratuita. "Yo me sorprendí, no podía creer, además es excelente y contamos con profesionales muy buenos que nos atienden sin demora y con mucho respeto", le dijo a LA GACETA.

"Tenía un problema que resolver a nivel personal, y con mis estudios, y gracias al psicólogo de Aspe estoy viendo resultados y me va bien en los estudios", confiesa.

Por casualidad

En el sillón del odontólogo, Franco Puritano, oriundo de Salta, cuenta que este año se enteró por casualidad que existía este servicio. "Yo vine de Salta hace tres años para inscribirme en la carrera de Educación Física, estoy viviendo aquí hasta que me reciba, y mi gran preocupación y la de mi familia era que no tenía cobertura social. Con sólo pagar $ 10 para afiliación, tengo acceso a los mejores profesionales egresados de la UNT, y sin tener que perder tiempo haciendo cola en hospitales, esto es muy bueno para los estudiantes", contó.

ASPE, que depende de la Secretaría de Bienestar Universitario, y que funciona en Jujuy al 400, cuenta con casi todas las especialidades, como psicología, odontología, clínica médica, laboratorios, fonoaudiología y enfermería, y realiza derivaciones externas para prácticas especializadas y estudios complementarios.

En los últimos años, respondiendo a una realidad, la UNT incorporó al servicio la especialidad de Ginecología, atendiendo a la necesidad de numerosas estudiantes mujeres que quedaban embarazadas a mitad de carrera, y el servicio de pediatría, para acompañarlas por lo menos hasta el primer año de vida de sus hijos. Ahora, también da cobertura a los estudiantes de las escuelas experimentales.

La directora del centro médico Lucrecia Pacios de Pelli Noble, dijo que se van incorporando servicios de acuerdo a las necesidades de los alumnos. "No es una obra social ni un servicio donde los alumnos justifican sus inasistencias por cuestiones de salud. ASPE lleva a cabo políticas de salud integral que acompañan al estudiante en su inserción en la Universidad, y para prevenir la deserción. Hemos incorporado programas nacionales como el plan Remediar, salud sexual, inmunizaciones, de lucha contra los retrovirus del humano -sida y enfermedades de transmisión sexual-", dijo la profesional, que estimó en 650 afiliaciones en lo que va de este año.

Belén Godoy, estudiante de Educación Física, cuenta que sus padres no tienen obra social y su carrera le exige estar muy bien de salud y bajo control. "Si no fuera por este servicio que es gratuito, creo que no podría estudiar en la Universidad", dijo la joven.

Paso a paso

"Crecí con este servicio, hace 46 años que trabajo en ASPE", dijo Víctor Morales, el empleado más antiguo de ASPE, al que muchos llaman "abuelo". "La idea de la UNT es facilitarles un normal cursado de sus carreras, cuidándoles la salud y que ninguna enfermedad o tratamiento por más complejo que requiera el estudiante sea motivo para que este abandone sus estudios", añadió. Aclaró que si bien ASPE es un servicio para estudiantes universitarios afiliados, no desatiende los casos de quienes teniendo obra social necesitan atención a un problema de salud. El coordinador de ASPE, Raúl Cervantes, afirmó que "a diferencia de las grandes universidades nacionales, como la UBA y la Universidad de Córdoba, que tienen megaestructuras hospitalarias, ASPE se ha ido contruyendo paso a paso", opinó.

Comentá la nota