LA OBRA SE HARÁ ENTRE TRES EMPRESAS Las cloacas de San Vicente Sur, ni gratis ni caras: los frentistas pagarían un fondo “solidario” para llevarlas también a barrio Luján

Es lo que surge de los datos complementarios del anuncio del intendente José Eseverri, quien el viernes lanzó un “boom de obra pública” de 176 millones de la Nación en Olavarría. El aporte no debe devolverse pero si Nación no se opone el Gobierno local les cobraría a los frentistas “un fondo solidario, accesible” para usarlo en más cloacas en barrio Luján, el que seguiría a San Vicente. A las obras las harán tres empresas y Coopelectric será, seguramente, una de ellas. A las 1.000 viviendas las repartirán entre 23 constructoras, y creen que con los operarios actuales no se dará abasto.
La obra más esperada de todas las del “boom de cemento” que anunció el intendente José Eseverri, las cloacas de San Vicente Sur, podrían implicar para los frentistas el pago de “una cuota accesible que se trasladaría a un fondo solidario, para que los vecinos del barrio Luján puedan tener cloacas al mismo costo”.

La idea tiene solamente un punto por resolver: si la Nación –que aportaría los 176 millones de aporte no reintegrables- acepta la mecánica que propondrá Olavarría. Si lo hace, las cloacas deberán “pagarse” con un fondo que beneficiaría a barrio Luján. Pero si el Gobierno nacional decide que deben ser gratis, el Municipio no podría percibir nada a cambio.

“Para el vecino frentista las cloacas en San Vicente de ninguna manera van a implicar e pago de la obra, porque el aporte de la Nación no debe devolverse. Pero Olavarría tiene una deuda de cloacas también con barrio Luján, y podría darse la creación de un fondo solidario, al que aportarían los vecinos de San Vicente y que serviría para hacer cloacas en el otro sector”, dijeron fuentes del Gobierno local.

Además, pudieron conocerse otros dos datos adicionales del anuncio del intendente José Eseverri. Uno el que marca que las obras de cloacas en San Vicente Sur no estarán a cargo de una sola empresa: estarán en manos de al menos tres firmas, de modo de conseguir que los emprendimientos locales puedan competir en la licitación.

Y el segundo punto es el que marca que las 1.000 viviendas –por la misma razón- quedarán en manos de 23 empresas medianas o chicas.

Comentá la nota