La obra está en marcha

Ayer el Gobierno local firmó el contrato con la empresa. Ya están haciendo los primeros trabajos en el predio
El presidente del Instituto Municipal de Inversiones, José Carignano, y los apoderados de la UTE riocuartense Marinelli - Hinsa firmaron ayer el contrato para poner en marcha la ampliación de la cloaca máxima y la planta depuradora de líquidos cloacales.

En un acto, presidido por el intendente Eduardo Accastello, se dio el puntapié inicial para el comienzo de los trabajos en el predio donde será instalada la planta.

“La obra ya está en marcha”, aseguró Carignano a EL DIARIO remarcando que la empresa adjudicataria había empezado con el desmonte del terreno ubicado en las afueras de la ciudad (en las cercanías de la Fábrica Militar).

El titular del Instituto de Inversiones, la unidad administradora de la obra, resaltó, seguidamente, que “es importante para la ciudad tener la planta depuradora ya que hace más de cuarenta años que los líquidos cloacales se tiran al río (Ctalamochita)”.

También destacó que el plazo de ejecución es de 14 meses y el costo ronda los doce millones de pesos.

La rúbrica se realizó en horas de la mañana en la sala de reuniones de la Intendencia y contó con la presencia de los secretarios Héctor Muñoz (Gobierno), Mauro Beltrami (Legal y Técnica), Pablo González (Desarrollo Urbano) y el asesor del Departamento Ejecutivo Municipal, Pilar Monesterolo, entre otros.

En la etapa final

Por su parte, la subsecretaria de Saneamiento, Mariana Guardia, explicó que “ahora la obra entra en su etapa final pudiendo dar el servicio de cloacas a toda la ciudad y proteger nuestro río. El objetivo es que en dos años se pueda contar con aguas y cloacas en todos los barrios".

Guardia aclaró que "además de la radicación de la planta depuradora en el predio cedido por la Cooperativa de Trabajo 15 de Mayo, la obra permite la conexión a las redes domiciliarias en seis barrios de la ciudad y la ampliación de la cloaca máxima".

Cabe destacar que la obra fue adjudicada durante el Gobierno de Nora Bedano y la instalación de la planta depuradora estaba prevista originalmente en el predio de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos.

Sin embargo, el planteamiento de los trabajadores de dicho establecimiento sobre el peligro que podía representar la planta en el mencionado lugar, obligó a la ex intendenta a cambiar los planes y realizarla en un terreno cedido por la Cooperativa 15 de Mayo.

Esta modificación significó la reformulación del proyecto con la extensión en 4.000 metros más en la cañería, estipulados inicialmente en 2.600 metros.

Comentá la nota