"La obra de Chihuido I generará tres mil puestos de trabajo"

Lo aseguró el gobernador Jorge Sapag aclarando que esta cifra se alcanzará entre los empleos directos e indirectos. Recordó que una vez finalizada la concesión la obra quedará en propiedad de la provincia, por lo que "mientras dure va a generar mucha riqueza"
El gobernador de la provincia, Jorge Sapag, afirmó que la construcción de la represa Chihuido I sobre el río Neuquén generará tres mil puestos de trabajo entre empleos directos e indirectos, y destacó la inversión millonaria que implicará para Neuquén tener, una vez finalizada la concesión, una propiedad que "va a generar mucha riqueza".

Fue en una entrevista en piso concedida al programa matutino "Bien Temprano", que es producido por Radio y Televisión del Neuquén y se emite de lunes a viernes de 7 a 9.30 por Canal 7 de Neuquén, con la conducción de Carolina Montero y Gustavo Rodríguez.

"Son cientos de millones de dólares de inversión -dijo- y tiene como excepcionalidad que por primera vez en la historia en la provincia del Neuquén una represa va a ser propiedad de los neuquinos. Es como una cajita de ahorro, van a ser 1.000, 1.500 millones de dólares, 2.000, lo que resulte de las ofertas". Resaltó que la energía producida por el emprendimiento "es una energía limpia, es una energía barata y una energía propiedad de los neuquinos".

Cuatro empresas interesadas

La apertura de los sobres con las ofertas técnicas para la construcción del Aprovechamiento Multipropósito Chihuido I fue el 11 de junio pasado, oportunidad en que se presentaron cuatro oferentes. Se reservó el sobre con la oferta económica y financiera para su próxima apertura el 30 de julio, según adelantó el mandatario.

La obra tiene como objetivos regular el río Neuquén en cuanto al control de crecidas y el incremento de la seguridad para los asentamientos poblacionales y las zonas productivas ubicadas aguas abajo; asegurar la provisión de agua para consumo humano, riego y uso industrial con mayor garantía de abastecimiento en los períodos secos; y la generación de energía eléctrica para el sistema interconectado nacional.

Un trabajo en conjunto que trajo sus frutos

"Regula aguas abajo el problema de seguridad de las ciudades, tuvimos dos crecidas importantes los últimos dos años y hay que regular esas crecidas para resguardar Loma de La Lata y todas las ciudades aguas abajo", explicó Sapag, y puso en relieve las gestiones realizadas ante el gobierno nacional para avanzar en este proyecto que fue ideado en la década del 70.

"Estoy muy contento, porque fue una articulación entre Nación y la provincia que trajo sus frutos", manifestó.

Chihuido I fue declarada por la secretaría de Energía de la Nación como ‘proyecto crítico’ y ‘obra de infraestructura crítica’, lo que significa que el emprendimiento reúne condiciones de necesidad imprescindible y la Resolución 0263/09 de la subsecretaría de Medio Ambiente de la provincia le otorgó la prefactibilidad ambiental al proyecto.

Impulso al turismo

El proyecto, además de beneficiar a la provincia en cuanto a regalías y contención preventiva del río, permitirá que se desarrolle un punto de interés turístico en la zona. La represa se va a erigir unos cinco kilómetros y medio aguas abajo de la confluencia de los ríos Agrio y Neuquén, en un lugar donde se estrecha el cauce, y tendrá 1.100 metros de largo.

"Es una represa importante que va a formar un lago de 18 mil hectáreas. Esto le dará también a la zona centro un lugar de esparcimiento, pesca, turismo, náutica, y por supuesto también avistaje de aves; se puede aprovechar turísticamente. Para Las Lajas, Loncopué, Mariano Moreno, Cutral Co, Plaza Huincul, y las comisiones de Fomento de la zona va a ser muy importante", afirmó el gobernador.

Dedicó también su reconocimiento "a la comisión de fomento de Quili Malal, a todos los pobladores". Los 350 habitantes del pueblo aceptaron unánimemente y voluntariamente trasladarse a 5 kilómetros de allí, ya que el emplazamiento actual quedará bajo las aguas del embalse. La construcción del nuevo sitio para Quili Malal se realizará al mismo tiempo que la represa, con nuevas viviendas y nuevos sistemas de riego.

Comentá la nota