Una obra de alumnas argentinas, en el recuerdo de la caída del Muro

Pintaron una de las mil piezas de dominó que ayer cayeron, una tras otra, en la fiesta de Berlín.
Cinco estudiantes del Instituto Hindenburg de la ciudad misionera de Eldorado pintaron uno de los dibujos del colorido dominó gigante que fue derrumbado en Berlín al conmemorarse ayer el 20° aniversario de la caída del Muro que dividía a las dos Alemanias.

La vicedirectora del colegio, Renata Otto de Tori, explicó a Clarín que "la convocatoria partió de la Embajada de Alemania en Buenos Aires".

"Nosotros decidimos participar con los chicos que están cursando el noveno año de la EGB3 y el primer año de la secundaria", agregó orgullosa. Y siguió: "El concurso establecía que el dibujo debía ser alegórico a la caída del Muro de Berlín y decidimos crear grupos de cinco chicos para que armen sus bosquejos y así poder seleccionar el que mejor nos representara".

Los estudiantes dedicaron varias clases de historia y de alemán para conocer en profundidad el origen del Muro de Berlín y el contexto histórico en el que fue levantado, además de sus consecuencias. Así pudieron representar con mayor conocimiento un hecho histórico que ahora es recordado por todo el mundo.

El segundo paso fue analizar con la docente de Arte cuál era la mejor técnica para plasmarlo en el lienzo. "Los chicos presentaron dibujos con una temática similar: siempre el muro roto, pero a su vez con visiones diferentes de un mismo hecho. Por ejemplo, había una pareja separada por el muro, o a un lado del muro una ciudad llena de luces y del otro lado una ciudad triste y descolorida", contó la vicedirectora.

El boceto presentado por Maira Pollok, Agostina Mattes, Lucero Galeano, Blanca Sippert y Romina Cáceres fue elegido por los docentes de Historia y de Arte del colegio como el más representativo y las jóvenes se encargaron de plasmarlo en la tela utilizando la técnica del acrílico.

La tela "oficial" -de unos 60 por 40 centímetros-, que se usó como lienzo base, fue enviada por la Embajada hace dos meses. Allí las cinco alumnas dibujaron un colorido paisaje partido al medio por un muro de piedras que, a su vez, tenía una abertura en forma de corazón, lugar por donde cruzaban las personas. "Los estudiantes dijeron que el dibujo expresaba que fue la fuerza de los corazones lo que rompió el muro", explicó Otto de Tori.

Como el concurso movilizó a los 50 chicos de los dos cursos, los directivos del Instituto Hindenburg compraron otros diez lienzos para que los dibujos no ganadores también quedaran inmortalizados en la tela y ahora son exhibidos en el hall de acceso al colegio.

La pintura ganadora formó parte de la fila de 1.000 piezas de dominó y de 1,5 km de extensión, que ayer se derrumbó en Berlín.

El Instituto, que integra la Comunidad de Trabajo de Escuelas Alemanas en Argentina, tiene actualmente 680 alumnos, de los cuales la mitad no tiene raíces alemanas, pero sí aprenden el idioma y son evaluados en exámenes fiscalizados por la Embajada germana. Además, es uno de los que mejor rendimiento académico tiene en la zona Norte de Misiones.

Comentá la nota