Obligan a petroleras a revelar el nivel de sus reservas

A través de una resolución de la comisión nacional de valores, las empresas que tengan instrumentos financieros colocados en el mercado deberán precisar sus activos en gas y petróleo.
A partir de este miércoles 3 de diciembre, la información más codiciada y secreta de las empresas petroleras verá la luz para ser juzgada por los mercados y podría modificar todo el esquema de prórroga de concesiones que viene llevando adelante el gobierno de Neuquén.

Las empresas productoras de hidrocarburos, que tengan acciones cotizantes o títulos colocados en el mercado financiero estarán obligadas a dar a conocer los niveles de reservas comprobadas de petróleo y gas con las que sustentan sus activos.

Así lo determinó en la resolución 541/2008 la Comisión Nacional de Valores (CNV), que consideró que “la información sobre reservas y producción de petróleo y gas natural, en compañías productoras de dichos hidrocarburos, constituye una información de fundamental importancia para los inversores que desean conocer el verdadero valor de esas compañías”.

Hasta la fecha, la normativa contable argentina no había regulado los aspectos específicos de las empresas productoras de petróleo y gas natural por lo que no existía una norma que exigiera a las empresas el informar sobre la producción y reservas de estas empresas.

El detalle de las reservas y producción de cada yacimiento está disponible en el banco de datos de la secretaría de energía de la Nación pero no es de fácil acceso para un inversor que busca medir la potencialidad de una petrolera.

La resolución publicada este martes en el Boletín Oficial precisa en su artículo segundo que “las emisoras que produzcan petróleo y/o gas deberán proporcionar información relevante sobre producción, reservas, ubicación y desarrollos de yacimientos al cierre del último año calendario con anterioridad a la realización de la asamblea ordinaria que considere los estados contables de cierre de ejercicio”.La información sobre las reservas únicamente se referirá a reservas comprobadas y no se le asignarán valores estimativos.

Para tal fin, la norma define a las reservas comprobadas como “aquellas cantidades estimadas de petróleo crudo, gas natural o equivalentes que la información geológica y de ingeniería demuestra, con razonable certeza, que se extraerán en los años futuros de la explotación de los yacimientos, bajo las condiciones contractuales, económicas, técnicas y operativas existentes al momento de brindar la información”.Se deberá discriminar las que corresponden a petróleo crudo, condensado y líquidos de gas natural y las que corresponden a gas natural.

A su vez y, para las dos categorías, se separarán las correspondientes a reservas probadas, desarrolladas y no desarrolladas de la emisora y, reservas probadas desarrolladas y no desarrolladas de sociedades vinculadas.

Asimismo establece que se brindará información separada sobre reservas probadas existentes en yacimientos en el país y en otras áreas geográficas de la emisora.“Si las estimaciones de reservas que se proporcionan están basadas en estimaciones preparadas por consultores independientes, se hará referencia a dichos consultores” aclara la resolución.

Comentá la nota