Obligan a bancarios a devolver préstamos.

El dinero que presta el BLP tiene asignada una tabla para cada tipo de préstamo donde constan los intereses y los plazos que se cobran a los tomadores. Cada sector, de acuerdo al tipo de crédito que se tome, ya sea destinados a productores, a cuenta corriente, comerciales, a empleados, etc. etc. paga en plazos y con intereses que están fijados en esas tablas. Cada vez que el mercado del crédito sufre una variación el directorio resuelve actualizaciones generales de esas tablas.
En cada actualización las tablas cambian de acuerdo a los nuevos intereses y plazos que se hayan fijado.

Ayer se supo que uno de los sectores del BLP, justamente el que tiene la responsabilidad de actualizar las tablas de los créditos que toman los empleados, "olvidó" hacerlo. Se trata del área Comercial donde, luego del olvido, hubo no pocos empleados que tomaron créditos con la tasa "vieja" sin actualizar. No fueron los únicos empleados del BLP que tomaron créditos a tasa más baja aprovechando el "descuido". Hubo otros empleados que lo hicieron.

Cuando el directorio advirtió lo que sucedía con los créditos del sector uno –así se denomina el sector de tomadores compuesto por los empleados públicos y bancarios–, hubo voces que pidieron que "rodaran cabezas" de los responsables porque entendía que se trataba de una maniobra de quienes, dejando de actualizar la tabla, se beneficiaban con su propia "negligencia". No podían entender que justamente el área que tiene como función actualizar las tablas de los préstamos se hubiera "olvidado" de hacerlo justamente en los créditos que tienen como beneficiarios a los propios encargados de operar la modificación de intereses.

Finalmente, y luego de un debatido análisis de la situación, se decidió aceptar la posibilidad de que pudo tratarse de un "olvido", aunque las sospechas no fueron aventadas y quedó en el directorio el gusto amargo de una "mala actitud" de un sector de su personal.

No obstante, para que no quedaran dudas, se decidió además obligar a todos los empleados del área "olvidadiza" a devolver los créditos que habían tomado. La medida no alcanza al resto de los empleados que aprovecharon esta situación porque el directorio consideró que eran ajenos a la falla que posibilitó la oportunidad del préstamo.

Hubo quienes recordaron que fue justamente el sector ahora objeto de la medida el que estuvo tiempo atrás involucrado en una situación equívoca similar. Fue cuando habían solicitado a clientes del Banco los recursos para hacer una fiesta del bancario. El pedido colocaba al BLP en una incómoda situación a ser sus propios empleados los que aparecían beneficiados por empresas en un pedido y aceptación de beneficios que podían confundirse fácilmente con "prebendas".

Comentá la nota