Obligados cada uno en lo suyo

Hoy, a las 17, Racing debe vencer para escapar del fondo de la tabla, y Estudiantes para mantener su ilusión
Todos, en realidad, piensan en ganar. Los que andan por las alturas, porque así pueden alimentar el anhelo de luchar por el título hasta el final. Los que navegan por la mitad de la tabla buscan clasificarse para las copas internacionales o salir, de una buena vez, del promedio que los apremia. Y los que están abajo, abrumados por las flojas campañas, añoran los tres puntos como un excelente modo de salir, suerte de punto de partida para creer otra vez. Esta tarde, a las 17, en el Cilindro, Racing y Estudiantes captarán el análisis de los primeros y de los últimos. La Academia está último, con 8 puntos, al igual que Tigre, con un partido más. Con Claudio Vivas, fue debut y derrota: 1-3 contra Godoy Cruz, en Mendoza. Y Estudiantes, luego del duro traspié por 3-0 contra Central, en Rosario, el miércoles pasado, un match que fue adelantado por su viaje al Mundial de Clubes, ahora no tiene margen de error: si hoy no gana, se olvidará de la lucha por el título.

Arriba y abajo: esa es la cuestión de un extraño lunes por la tarde de fútbol. Racing dispondrá de lo mejor que tiene, aunque no es demasiado. En Estudiantes, con la excepción de Morales Neumann, apostará con lo mejor.

Comentá la nota