No se obliga a rendir cuentas en comicios locales

La normativa provincial difiere de la nacional ya que no prevé sanciones para los partidos que no presenten sus gastos de campaña. La Ley nacional 26.215 dice que las fuerzas que no den a conocer sus ingresos y egresos serán multadas por cada día de retraso.
Conocer de dónde viene la plata y a qué se destina es una de las premisas básicas de la transparencia. Esta, más que necesaria se vuelve obligatoria cuando se trata de recursos cuya inversión ayudará a que un dirigente resulte elegido para guiar a la ciudadanía hacia una vida mejor.

En el ámbito nacional, la Ley 26.215 (Financiamiento de los Partidos Políticos) obliga a las fuerzas a presentar informes sobre el origen y el destino de los fondos con que afronta una elección nacional (artículos 54 y 58). El primero, que incluirá el detalle de los aportes públicos y privados que se hubieran recibido, deberá ser entregado ante el representante del juzgado federal con competencia electoral, 10 días antes de la elección. El segundo, que deberá agregar la forma en que se gastaron los ingresos, tendrá que ser presentado dentro de los 90 días de la elección. "El incumplimiento en tiempo y forma de la presentación (...) facultará al juez a aplicar una multa (...) equivalente al 0,2%, por cada día de demora, del total de fondos públicos que le correspondieren a la agrupación política en la próxima distribución del fondo partidario permanente", completa el artículo 67 de la mencionada ley.

En el marco de esta ley se conoció, por ejemplo, que sectores del agro habían financiado el 40% de los gastos de campaña del Acuerdo Cívico y Social, frente del que resultaron electos un senador (José Cano) y un diputado (Juan Casañas). También se supo que el Frente para la Victoria (FV) había abonado $ 191.000 a Gráfica Loza, una empresa vinculada al titular del Registro Civil, Dante Loza, por impresión de propaganda.

En Tucumán

En los comicios provinciales rige la norma 5.454 (Ley Orgánica de Partidos Políticos). En su artículo 54 prescribe: "los partidos deberán (...) presentar (...) a la Junta Electoral dentro de los 60 días de celebrado el acto electoral provincial en que haya participado el partido, relación detallada de los ingresos y egresos concernientes a la campaña electoral". Sin embargo, no expresa sanción en caso de incumplimiento.

Curiosamente, esta ley determina que un partido caduca si no realiza elecciones internas, si no presenta candidatos en dos elecciones consecutivas o si no alcanza una cantidad de votos que represente el 3% del padrón electoral, pero no si incumple con las presentaciones de informes de gastos de proselitismo. De hecho, debió pasar más de un año del triunfo electoral que llevó al gobernador, José Alperovich, a su segundo mandato para que se conozca que el FV había destinado el triple de recursos para la reelección del mandatario de los que utilizó para que la presidenta, Cristina Fernández, arribe al sillón de Rivadavia: $ 754.000 y $ 215.000, respectivamente. Estos datos sólo se conocieron tras la presentación del informe anual de rendición de cuentas que elevó el partido a la Justicia Electoral Nacional al año siguiente de aquellos comicios.

"Subestiman informes"

"Se subestiman los informes de gastos", sentenció el director de Instituciones Políticas y Gobierno de la Fundación Poder Ciudadano, Pablo Secchi. El licenciado en Ciencias Políticas criticó incluso la Ley 26.215. Ante una consulta de LA GACETA, Secchi consideró que muchas agrupaciones terminan por tergiversar el sentido de la instauración de los informes previos de gastos de campaña. "Declaran un mínimo de sus ingresos y hasta ni siquiera declaran gastos; y todo queda para el informe final,", se quejó. Además, sostuvo que la quita de los aportes que otorga el Estado afecta más a los partidos chicos que a los grandes, cuyo financiamiento privado es mayores.

Secchi no tiene dudas: "hay que mejorar ciertos aspectos de las normativas, y la Justicia debe decidirse a controlar fuertemente cómo se financian las campañas políticas. El caso de Tucumán no es único. Se podrían generar incentivos para que los partidos declaren lo que deban declarar; y aplicar sanciones que afecten a los que incumplen".

"Podría adecuarse aquí la ley nacional"

"La reforma política quedó trunca a partir de 2001, sobre todo en la provincia. Mostrar cómo se ejecuta el dinero debería ser compromiso de todas las fuerzas; pero al partido gobernante le cabe una mayor responsabilidad porque no es clara la línea que separa el gobierno del partido. Estos 25 años de democracia deben marcar un punto inflexión y avanzar hacia la transparencia. Podría adecuarse la ley nacional a Tucumán", dijo el legislador, y senador electo, José Cano (UCR).

"Sería lógico que rindan cuentas"

"Lo lógico sería que tengan que rendir cuentas", dijo a LA GACETA el presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, cuando se le consultó sobre los gastos que realizan los partidos políticos de distrito y que están eximidos de esa responsabilidad. En ese sentido, recordó que el Frente para la Victoria, que integra el PJ, rinde todos sus gastos. "Aquí, en Tucumán, por el acople, hay partidos que realizan campaña y que mueven recursos", apuntó.

"Sería bueno que la Justicia verifique"

"El informe de gastos en comicios provinciales debería tener el mismo sentido que en el ámbito nacional. Se debería exigir y debería sancionarse a quien no cumpla. Pero esas rendiciones deberían ser contrastadas con la realidad. Por ejemplo, el oficialismo presenta un balance que equivale a lo que gastaron en una semana, mientras la campaña dura tres o cuatro meses. Sería bueno que la Justicia verifique si lo que se presentó es lo que se gastó", dijo el edil de la capital Claudio Viña (FR).

Comentá la nota