El objeto es aumentar la recaudación Los números de la nueva tributaria que regirá desde el año que viene

Se aprobó el lunes en Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. Prevé subas en habilitaciones de hasta un 300%, según el rubro. E incrementos en Seguridad e Higiene. No se tocó la tasa domiciliaria.
Subas en habilitaciones que oscilan entre un 20% y un 300%. E incrementos en la Tasa de Seguridad e Higiene. Son las dos bases en donde se posa la nueva tarifaria y fiscal, que aprobó el último lunes la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes.

"Los cambios solicitados tienden a adecuar algunas tasas para hacer frente a los importantes emprendimientos que está desarrollando el actual gobierno comunal, y a su vez para corregir en parte el importante desfasaje inflacionario que ha sufrido la economía de nuestro país", justifica el texto de la ordenanza y añade que las subas responden a la necesidad de "adecuar de los montos tarifados para la prestación de los distintos servicios a cargo del Municipio, como así también el valor de las escalas y las tasas mínimas (…)".

En ese sentido, respecto a las habilitaciones de comercios e industrias, los montos van desde los 140 pesos (para locales de hasta 20 m2) hasta los 11.800 pesos más 4,50 por cada metro excedente (para los mayores de 4.000 m2).

Las confiterías, bares, restaurantes, parrillas, pizzerías y heladerías pagarán 8 mil pesos (antes, 3 mil); mientras que los locales bailables (como discotecas, pubs y salas de baile) deberán pagar nada menos que 140 mil pesos (antes, 45 mil).

Algo similar ocurre con los salones de fiestas (antes 1.650, ahora 5.100); las playas de estacionamiento (hasta 4.500 pesos) y los gimnasios (hasta 4.500). Además, se agregaron ítems como medicina prepaga, productores de seguros, ART y gestorías, con un monto de 3 mil pesos para obtener la habilitación.

Las cifras para habilitar centros comerciales, galerías, paseos de compras y complejos de oficinas oscilan entre los 3 mil y los 30 mil pesos, de acuerdo a la cantidad de metros cuadrados que tenga el emprendimiento.

Seguridad e higiene

En cuanto a seguridad e higiene, a los comercios que facturaban hasta 200 mil pesos se les cobraba el 5 por mil directo sobre el monto, ahora se seguirá cobrando la misma cifra, pero se amplió la escala: es para los que facturan hasta 600.000. Desde esa cifra hasta los 3 millones (antes, hasta un millón), pagarán 3.000 pesos más el 4 por mil sobre el excedente de 300 mil pesos; y los que facturan más de 3 millones abonarán 12.600 pesos, más el 3 por mil sobre el excedente de 1,5 millones. A su vez, se agregó la categoría "Monotributistas", que no existía, debiendo pagar desde (categoría A) hasta 300 (categorías H hasta M).

Por su parte, se han triplicado los montos mínimos anuales de una gran cantidad de rubros, entre ellos: agencias de lotería (de 1.200 a 3.600 pesos); salones de fiestas (de 800 a 2.400); gimnasios (de 720 a 2.160 con aparatos y de 420 a 1.260 sin aparatos); pilates (de 1.020 a 3.060); cafés, bares, restaurantes, parrillas, pizzerías, heladerías (de 60 a 90 pesos, con un incremento del 50% para aquellos habilitados con frente a calles colectoras de autopistas, 30% sobre rutas nacionales o provinciales y 10% sobre avenidas y calles principales).

Lo mismo ha sucedido con los ciber cafés, cuyas tasas irán desde los 1.500 a los 2.700 pesos, según la cantidad de computadoras que posean, y de igual forma se han triplicado las montos para entidades bancarias, financieras y casas de cambio.

En cuanto a los derechos del uso de suelo, los puestos de venta de diarios, así como los de flores, pasarán a pagar 53 pesos por bimestre (318 anual), cuando antes abonaban 160 al año. De la misma forma, se duplicaron las tasas por tener mesas y sillas en la vía pública (50 pesos bimestrales por metro cuadrado de ocupación, antes 150 anuales).

Uno de los rubros que sufrió más modificaciones es el relacionado con los importes que se debe abonar por gestiones de tránsito y transporte. En este sentido, las cifras que expresa el expediente son anuales y detallan cuánto se deberá pagar por la habilitación de cada vehículo, indicando varios aumentos mayores al 300%.

Así, el transporte de pasajeros pagará 310 pesos al año (antes, 100), y se agregan las líneas comunales, con un monto de 700 pesos. De la misma manera, el transporte para servicios contratados subió de 180 a 550 pesos, y los transportes escolares de 100 a 310. En cuanto a los remises, la cifra aumentó más de un 300%: de 60 a 200 pesos por auto, y también aumentaron las chapas identificatorias, de 55 a 170 pesos.

Acerca de los transportes de cargas, la reforma tributaria indica que aquellos que lleven hasta 4.000kg por año pagarán 340 pesos (antes 110), y los que superen esa carga abonarán 450 pesos (antes 150).

Asimismo, se han creado nuevas tasas: así, pagarán 500 pesos por su habilitación los tanques atmosféricos, camiones de residuos, mezcladoras de cemento y volquetes; mientras que abonarán 350 pesos los transportes de garrafas y gases comprimidos.

Con estos números el Gobierno pretende desde el año que viene nutrir la recaudación local de más fondos, sobre todo ante un pasivo acumulado que se prevé de alrededor de 25 millones de pesos. Pero, por ahora, no ha tocado la tasa más sensible, la ex ABL, que paga el 50% de la masa contributiva domiciliaria, que en total representa una emisión de unas 150 mil partidas.

Comentá la nota