El objetivo del Gobierno es "trabajo decente" para todos

Cristina Fernández presidió el acto de entrega de 1.500 tarjetas a beneficiarios del Plan de Asignación Universal por Hijo.
La presidenta, acompañada de su esposo, Kirchner, y del ministro de Economía, Boudou, el gobernador Scioli y el intendente Pulti, presidió ayer, en el Polideportivo el acto de entrega de 1.500 tarjetas a beneficiarios del Plan de Asignación Universal por Hijo.

"Cuando perciban esta Asignación Familiar en un recibo de sueldo, habremos cumplido con nuestro verdadero objetivo, como lo es el trabajo decente y seguro para todos los argentinos", enfatizó la presidenta de la Nación, al ser la única oradora en el acto. En Mar del Plata lo recibirán, por el momento, casi 30.000 chicos.

La presidenta estuvo acompañada de su esposo, Néstor Carlos Kirchner y además, el ministro de Economía, Amado Boudou; el gobernador de la provincia de Buenos Aies, Daniel Scioli; el intendente Gustavo Pulti y el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social, Diego Bossio.

El acto se inició con la proyección de un video referido al citado plan y a continuación, la presidenta procedió a la entrega de cinco tarjetas de las 1.500 apuntadas. Con todo amigable y hasta, se puede decir familiar, Cristina de Kirchner se refirió a cada una de las madres que la recibieron, haciéndole algún comentario. De esta forma, lo recibieron Roxana Vergara (una hija); Diana Flores (dos hijas); Silvana Giovanetti (dos hijas); Alejandra Velázquez (cuatro hijos) y Mónica Zarategui (siete hijos).

Posteriormente, la presidenta entregó al intendente Pulti del llamado a licitación para el predio de residuos sólidos -ver página 8-, que se realizará en marzo.

CFK comenzó señalando que "si hubiéramos tenido desde hace tiempo un país donde todos sus gobernantes se hubieran ocupado de industrializar al país y de dar trabajo, a lo mejor no tendríamos necesidad de hacer estas cosas".

"Pero -continuó- nos hacemos cargo de la etapa histórica que nos toca vivir, como gobernantes tenemos que hacernos cargo de todo sin quejarnos, sin culpar a los demás, simplemente con la cabeza y las dos manos que Dios nos dio, ponernos a articular soluciones".

Y añadió: "esta entrega de la Asignación 'Básica' Universal, que hacemos a las mamás de dos, cuatro y hasta siete hijos, como es el caso de Sandra (...) me recuerda que no se hace mágicamente. La podemos hacer porque el año pasado recuperamos la administración de los recursos de los trabajadores y también, podemos hacer llegar este beneficio a los que más lo necesitan".

Seguidamente, puntualizó que "si no hubiéramos tenido esa recuperación, por más intenciones y buena voluntad que le pusiéramos a las cosas, ustedes saben mejor que nadie que, sin plata, es imposible hacer algo".

Y nuevamente al imprimir un tono informal a su discurso, evocó que "todavía recuerdo que el entonces director de la Anses, hoy ministro de Economía, Amado Boudou, me vino a ver, cuando el mundo se había desplomado para decirme que el mundo no volvería a ser como antes y que teníamos que cambiar, poniendo a consideración ese proyecto que llevamos adelante de recuperar esos recursos que están recibiendo los chicos con este plan".

"Posiblemente -subrayó- estos mismos recursos, estarían distribuidos en jugosas comisiones de ejecutivos. En cambio, esos recursos están ayudando a los argentinos que más lo necesitan. Pero también ustedes cuando reciben ese dinero y compran cosas con él pagan IVA, y una parte de este impuesto va a los fondos de la Anses".

Y acotó: "por eso, lo que reciben no es de otros, sino de ustedes, y tal vez más de ustedes que de nadie, porque lo único que piden, y no se los podemos dar, es un trabajo".

"El objetivo que tiene esta presidenta es que las Asignaciones que están cobrando hoy, al igual que los trabajadores registrados, las puedan seguir cobrando, pero no porque se las dan en una tarjeta, sino que se las dan en un recibo de sueldo y de trabajo registrado, al que todos tienen derecho".

150 mil tarjetas en todo el país

Mariano Cascallares es Gerente de Prestaciones de la Anses. Ayer, poco antes del comienzo del acto del programa de Asignación Universal por Hijo en el Polideportivo, recordó que desde el 1 de diciembre se están entregando en todo el país las tarjetas de débito bancario a sus beneficiarios.

Sólo en la víspera se distribuyeron 150 mil "plásticos" en diferentes lugares de la Argentina. En Mar del Plata fueron 1.500. Cascallares apuntó que serán 3,5 millones los titulares de "este derecho que no es un subsidio", otorgado hace un mes por decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destinado a "todos aquellos que cumplen con los requisitos para acceder a ese beneficio".

En cuanto al escaso tiempo que pasó entre que se hizo el anuncio y la gente comenzó a cobrar, Cascallares dijo que en la Anses "estamos muy conformes aunque sabemos que en algunas situaciones la gente tuvo que esperar y hacer filas para acreditar los datos de sus hijos menores de 18 años en caso de encontrarse desocupados o subocupados".

De todos modos calificó como "todo un récord el hecho de que en tan poco tiempo estemos entregando más de 3 millones de tarjetas".

El funcionario reiteró que la intención del Gobierno nacional es que todo este proceso de cobro sea "totalmente transparente y se convierta en una medida que dignifique a cada uno de los beneficiarios".

Con el sistema bancarizado los titulares podrán retirar el dinero de los cajeros automáticos, hacer compras con sus tarjetas de débito, acceder a planes de descuentos. Desde la Secretaría de Comercio Interior se acordó que grandes cadenas de supermercados y mercados de origen asiático otorguen la posibilidad de mayor compra en diciembre con motivo de las fiestas de fin de año.

Comentá la nota