“El objetivo es evitar los despidos, pero hay que esperar el curso de la economía”

Ante la situación de crisis económica internacional el Presidente de APYMET Salvador Carlino, hizo referencia a la situación de las pymes en nuestra ciudad y las consecuencias que se prevén para los diferentes sectores.
Carlino consideró que las pymes en relación a las grandes empresas, si bien son muy versátiles y tienen una capacidad de adaptación mayor en los momentos de crisis para sortear los vaivenes de la economía, no están exentas de los efectos, y a ello se suma “el bajón del campo que sufrimos a fines de marzo”.

Y remitiéndose a la crisis del campo el empresario sostuvo que pese al cese temporario no se logró recuperar el nivel de producción que teníamos hasta marzo, “y ahora a partir de octubre recrudeció la crisis, el bajón en las ventas, y se sumaron algunos despidos”.

Esta preocupación fue la que motivó, según Carlino, desde APYMET y la Unión Obrera Metalúrgica a establecer reuniones para aportar ideas para ver cómo hacemos que ésta crisis se sobrelleve lo mejor posible. A la iniciativa se fueron sumando los diferente gremios, la Universidad y todos lo sectores productivos, dado creación al comité de crisis que se reúne un vez por semana.

“Esto no significa que queremos adivinar el futuro, la finalidad de las reuniones es tomar las mejores decisiones en nuestras empresas, que todos nos ayuden a ello y a advertir dentro de lo posible cómo va sucediendo el panorama económico y productivo” continuó diciendo en el programa Marca Registrada de Radio Tandil.

El presidente de Apymet señaló además que se debe dejar de sembrar pesimismo “porque esto va contagiando y creando sobre la crisis un malestar aún mayor”.

Al referirse al sector metalúrgico en particular, explicó que entre las medidas que se han tomado se intenta reducir jornadas para no realizar despidos: “Si bien hay trabajadores eventuales que no pudieron continuar, porque hubo que reducir uno de los tres turnos y bajar la jornada de día del trabajo de las semanas” y agregó que “van tratar de que las horas de suspensión se paguen en un 60% y continuar así hasta las vacaciones, mas allá no sabemos lo que va pasar”.

Comentá la nota