Objetan que se pueda designar subrogantes discrecionalmente

Aún no fue sancionada y ya hay voces que se levantaron y que advierten sobre los inconvenientes jurídicos que puede causar el proyecto que impulsa el oficialismo y que, de ser aprobado mañana, permitirá que el Poder Ejecutivo designe sin ningún mecanismo de selección jueces interinos o subrogantes.
Como consecuencia de las vacantes que hay en Tribunales, el artículo 1 de la iniciativa declara la emergencia del Poder Judicial “hasta que se establezca el procedimiento de selección de los jueces”. “No existe el hecho súbito, grave, colectivo e imprevisible que exige la Corte Suprema de la Nación para considerar razonable una declaración de este tipo”, replicó Carmen Fontán.

La constitucionalista agregó que el proyecto “es palmariamente inconstitucional, porque se aparta de los presupuestos fijados por el artículo 101, inciso 5 de la Constitución de 2006”. “Este establece que los criterios rectores para la selección de los magistrados son el concurso de antecedentes y oposición, entrevistas y opiniones vertidas por la ciudadanía sobre los propuestos. La designación puramente política de los subrogantes es contraria al sistema pluralista y por idoneidad fijado por la Constitución, y a los parámetros del Derecho Internacional de los Derechos Humanos”, aseveró.

También genera polémica el artículo 7, que establece que los interinos designados “se desempeñarán hasta la asunción del titular seleccionado por el procedimiento que establezca la reforma constitucional”. La iniciativa da por sentado -aunque no precisa cuándo sucederá- que volverá a retocarse la Carta Magna.

Fontán alertó que, de ser aprobada, la norma violará la garantía del juez natural y la doctrina sentada por la Corte de la Nación, según la cual “el sistema de subrogancias es un remedio excepcional de política judicial, que sólo puede instrumentarse siempre que se resguarden los principios y garantías propios de la misión de juzgar”.

La jurista fue contundente. “La audacia de este proyecto parece no tener límites. ¿De qué servirá un futuro pronunciamiento de la Corte Federal en la causa promovida por el Colegio de Abogados cuando haya más de 20 jueces designados por esta ley? El estado de derecho y la independencia del Poder Judicial se postran ante esta iniciativa”, dijo.

No representan a todos

El gobernador José Alperovich anunció ayer que el proyecto será sancionado porque se basa en un borrador presentado por un grupo (de ocho) integrantes de la Asociación de Magistrados. No obstante, el camarista penal Pedro Roldán Vázquez invocó el artículo 8 de los Principios Básicos relativos a la independencia de la Judicatura de las Naciones Unidas. “Este establece el derecho de los jueces -pero no el deber- de asociarse a organizaciones judiciales, las que, como consecuencia, no tienen el monopolio de la opinión ni representan el pensamiento de todos los jueces sobre materia alguna”, subrayó a LA GACETA.

Tras la aclaración, Roldán Vázquez precisó que la controversia judicial (entre el Colegio de Abogados y el Gobierno) pareciera versar sobre la conformación del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), “pero no sobre su existencia misma”. “Como consecuencia, la Constitución provincial impone el CAM para la designación de jueces y, además, no distingue entre jueces subrogantes o provisorios y jueces en propiedad. El conflicto judicial planteado no parece impedir que sea la Legislatura la que organice, aun con el solo fin de la designación de los subrogantes, un CAM”, destacó.

Comentá la nota