Objetan cesión de tierras

Objetan cesión de tierras
El agrimensor Cristian Müller, responsable local del Catastro Provincial, afirmó que el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda "está prometiendo mensura y títulos de propiedad de un lote que no le pertenece a la municipalidad". Asegura que se generan falsas expectativas y no se planifica el desarrollo de la ciudad. Dijo al Digital que la decisión de regularizar la ocupación de los terrenos del sector colindante a la escuela 328 es "jurídicamente objetable, urbanísticamente errada y socialmente controvertida". Foto de José Luis Reybaud.
En diálogo con el Digital, explicó que el predio en el que se encuentra asentada la escuela 328 y que fue ocupado por 38 familias sin vivienda propia no es de propiedad de la municipalidad. "La municipalidad está prometiendo regularizar la situación de una tierra que es de propiedad de la Nación y que está reservada al Consejo de Educación porque nunca se hizo el traspaso formal de la antigua quinta 43", expresó.

Müller mostró documentación en la que consta que el predio en cuestión fue ratificado por la ley Luelmo 14478 como propiedad del Consejo Nacional de Educación y posteriormente no fue cedido a la provincia por la ley de transferencia de servicios educativos sancionada en 1993. De esta manera, de acuerdo al razonamiento del agrimensor, "el inmueble seguiría perteneciendo al Estado nacional y reservado para el Consejo Nacional de Educación de acuerdo a la ley Luelmo que lo dice explícitamente".

"A la gente hay que darle una respuesta seria a su necesidad habitacional pero esta no es una respuesta seria por parte del Ejecutivo", señaló y agregó que "las reservas urbanas son espacios destinados al futuro crecimiento de la ciudad y el hecho de no estar ocupadas en un determinado momento no significa que no estén cumpliendo una determinada función".

En este sentido, evaluó que "independientemente de los planteos sobre la propiedad del predio es necesario preservarlo para el destino para el que fue reservado porque ese lugar es epicentro de la actividad de más de 2000 estudiantes".

Müller realizó un detalle de los establecimientos escolares y la cantidad de alumnos que realizan actividades en la zona. De acuerdo a los datos obtenidos de las supervisiones de nivel primario y secundario, las escuelas 267 y 328, los CEM 33 y 44, las escuelas especiales 6 y 19 y el Jardín de Infantes Martín Iglesias suman 2200 alumnos de distintas edades.

"En este caso se puede considerar que el reclamo de los vecinos es legítimo porque se estarían ocupando terrenos en los cuales hay una expectativa para la realización de proyectos que son una necesidad para toda la sociedad y no para alguien en particular", expresó y agregó que "todos conocemos la falta de gimnasios y espacios amplios que permitan orientar a la juventud y ofrecerles actividades que los inserte socialmente y les de alternativas sanas para su vida".

Por otro lado, aclaró que "no se trata de desatender la problemática de las familias que están viviendo en ese lugar" y evaluó que "la municipalidad puede firmar un convenio con los ocupantes y la nación donde se comprometan a realizar una ocupación transitoria y la reubicación prioritaria en el próximo plan de viviendas".

Finalmente, el titular del Catastro provincial en Bariloche afirmó que la decisión de la municipalidad de regularizar la ocupación es "jurídicamente objetable, urbanísticamente errada y socialmente controvertida". "No se trata de desatender la falta de vivienda sino de atender correctamente el problema", concluyó Cristian Müller.

Comentá la nota