Objeciones del Municipio y sin opositores al polémico edificio Andorra

Una serie de objeciones por violación de la normativa vigente expuso hoy el Consejo de Planeamiento respecto al proyecto del polémico edificio Andorra que se ubicará sobre la costa del lago Nahuel Huapi en el km 1. Los inversores fueron los únicos oradores en la audiencia pública y refutaron algunos cuestionamientos del Municipio.
El dictamen del Consejo de Planeamiento estableció observaciones en cuanto a la denominación del proyecto que era caratulado como "vivienda colectiva" y fue modificado a residencial turístico o transitorio, además expuso una serie de consideraciones de violación a la normativa en cuanto al acceso a las costas, los metros libres, la invasión del espacio subterráneo y la construcción laminal.

La secretaria de Planeamiento, Fabiela Orlandi, fue la encargada en la audiencia pública -que no tuvo voces opositoras al emprendimiento- de leer el dictamen y las observaciones del Consejo de Planeamiento que integran el Ejecutivo y el Concejo Municipal y cuyas observaciones fueron modificadas en gran parte por los impulsores del edificio de categoría que tendrá 30 departamentos.

El principal planteo de violación a la normativa vigente y que el emprendimiento no modificó es la invasión del espacio subterráneo para la construcción de cocheras.

El retiro frontal de la avenida Bustillo establece un parámetro de 6 metros cuando el emprendimiento propone 10,55 metros invadiendo el subsuelo de la arteria en 4 metros.

El titular del emprendimiento Arturo Iglesias Paiz señaló que no está de acuerdo con esa observación debido a que el Municipio fijó ese límite por posible ampliación de la avenida Bustillo cuestión que para el empresario puede ser subsanada con un "refuerzo de la estructura de garages para que cualquier ampliación no interfiera".

Para el empresario la objeción es "altamente perjudicial" y justificó que en ese subsuelo de emplazarán hasta 17 cocheras de cortesía.

El titular del emprendimiento Andorra agregó además su disconformidad con el planteo de retiro de la línea por delante del edificio hacia el lago y el respecto del acceso público a la costa y apuntó que el emprendimiento no sobrepasa los límites de la línea de ribera establecidos.

La distancia que el Municipio exige de una construcción hacia el lago para Iglesia Paiz no es concordante con la invasión de otras construcciones a la ribera y opinó que "la Municipalidad debería exigir lo que vamos a hacer nosotros que es un parquizado que otorga una vista adecuada desde el lago".

"Pretenden tener un edificio cinco estrellas y un baldío adelante", se quejó el empresario, mientras que el asesor legal del emprendimiento y ex concejal Andrés Martínez Infante, apuntó que el proyecto "no toca la zona de crecidas ordinarias" e incorpora bajadas al lago hasta ahora inexistentes.

Respecto a las observaciones por el impacto en el tránsito de la zona y la necesidad de un derivador de vehículos en ese punto, el ingeniero Roberto Ahumada realizó una exposición sobre el estudio del tránsito en la zona y aseguró que el edificio Andorra tendrá una incidencia del 1% en el caos vehicular debido a que accederán un promedio de 20 autos por hora.

El proyecto Andorra no presentó su pedido de factibilidad a la Cooperativa de Electricidad Bariloche quien alertó que un emprendimiento de esas características no tendría factibilidad hasta tanto se mantenga una única línea de abastecimiento eléctrico y sugirió que el emprendimiento proporcione su propio transformador de energía. Tampoco está subsanado el sistema de saneamiento.

El edificio de cinco estrellas contempla 30 unidades habitacionales en una superficie de 12.108,86 m2 de construcción con 9 pisos sobre dos lotes de 4.464 m2 ubicados en la avenida Bustillo al 1.100 sobre la costa del lago.

El proyecto estuvo viciado de irregularidades en cuanto al procedimiento y fue anulado en julio del año pasado por la actual gestión al detectar irregularidades en la firma de un dictamen por parte de Cristian Almeida (ex titular del área) quien previo a dejar su cargo había elevado el proyecto a audiencia pública. (ADN)

Comentá la nota